23 septiembre 2010

Querido Alejandro Zambra:

Posted in para incultos cultivables a 12:54 PM por wenperla


Querido Alejandro Zambra:

No puedo resignarme a no entrar en contacto contigo en esta era del clic de la inmediatez. De indagar, lo sé, podría dar hasta con la puerta de tu casa, pero no quisiera yo retomar a estas alturas una costumbre que opté por desechar luego de una serie de incidentes espantosos que se desencadenaron a raíz de mis averiguaciones adolescentes. Tales pesquisas de antaño, valga la acotación, fueron impulsadas siempre por la búsqueda del amor. Hoy, como ves, ya no espío a nadie [sic] y —sobre todo— ya no busco el amor [sic a medias]. En fin.

Te comentaba que tengo algunas cosas que decirte, y lo haré, cómo no, pero no sé cómo, ni sé a dónde podría yo hacerte llegar unas cuantas letras. Se me ocurre entonces que puedo postearlo todo aquí, sin saber si algún día tus ojos recorrerán estas líneas, pero, dime tú, ¿qué más puedo hacer? Después de todo, no está mal. Los distinguidos lectores de este blog podrán entretenerse con estas letras porque, habrás de saberlo, lo que aquí nos ocupa son los libros, y yo a ti quiero hablarte sobre el tuyo propio, ¿de qué otra cosa si no?

Veintidós minutos exactos me tomó leer Bonsái. Me pregunté también, no lo niego, si a un texto que puede leerse en veintidós minutos exactos puede denominársele “novela”, y la respuesta la encontré en la cuarta de forros: “más que una novela corta o un relato largo”, dice, “es una novela-resumen o, justamente, una novela-bonsái”. Ahora lo entiendo: es una novela-bonsái, qué tonta, cómo no se me ocurrió antes. Por lo demás, permíteme que te lo diga, el breve preámbulo de la contraportada está envuelto de una severidad que no le hace justicia a tan entretenida y encantadora novela-bonsái.

Habrás de saber que yo sólo soy una aprendiz de lectora, nada más que eso, por lo que sería peligrosísimo te tomaras muy en serio mi opinión. No obstante, no puedo acallar esto que cargo en el pecho y a lo que tengo que darle salida a la brevedad porque, de lo contrario, moriré intoxicada por cuatro palabras que desde anoche se agolpan en mi cabeza como pelotas de frontón: Alejandro Zambra: ¡no dejes de escribir!!!

Fue una pena que haya durado tan poco. Esta misma tarde, así como lo lees, leeré tu segundo libro: La vida privada de los árboles. Calculó que este otro me tomará alrededor de treinta minutos. Es normal: son novelas bonsái. Espero disfrutarla tanto como disfruté la primera; aunque, en el remotísimo caso de que no fuera así, me quedo con la primera y seguiré atenta a tus próximas publicaciones, a tus novelitas bonsái, cargadas de buen humor y de amor al oficio.

Qué fuerte me parece que te hayan bastando noventa y cinco páginas y veintidós minutos para hacernos reír de esa manera. ¡Gracias por tu pluma y por tu ingenio!

¡Y que viva Bonsái! ¡Y que vivan las novelas-bonsái!

5 comentarios »

  1. Rojo said,

    Suena muy bien y llama la atención, próximo a mi lista de espera.

    Saludos y gracias por compartir buenos libros

  2. Andrea S said,

    Hola Wen,
    Leí Bonsái hace algunos meses porque fue el “Hay festival” aquí en Zacatecas y Alejandro Zambra fue uno de los escritores que asistieron.
    Mientras estaba en la mesita de venta de libros, leí el principio y me pareció encantador (sobra decir que lo guardé inmediatamente en mi bolsa, xD).
    Es de esos libros que te atrapan por la manera en que están escritos, por las frases que usan… yo diría que tiene chispa… tal vez esa pueda ser una buena manera de decirlo.

    En fin…

    Como siempre me encanta leerte.
    Un abrazo.

  3. Melva said,

    ¡Maravillosa manera de invitarnos a leer este autor!

    Gracias por la sugerencia.

    Abrazos

  4. Marisol said,

    Hola,

    Leo tus comentarios desde hace poco, y me atrevo a dejarte una felicitación por tan bonito blog. Conseguiré este libro, pues ha llamado mi atención.

    Gracias por seguir escribiendo.

  5. […] todas y cada una de las líneas que conforman el texto brevísimo, la nouvelle, la otra mitad de Bonsái sin que tengan absolutamente nada que ver la una con la […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: