8 agosto 2010

Leer puede salvar tu vida

Posted in para incultos cultivables a 3:35 PM por wenperla


No sé yo si la literatura sea un refugio o todo lo contrario. No sé si corremos a guarecernos entre sus páginas porque la realidad nos abruma, o si más bien llegamos a ellas ávidos de todas aquellas emociones de las que carece nuestra existencia. Si la primera premisa fuera cierta, la literatura debiera ser un lugar tranquilo, de aguas mansas y templadas. No lo es. Por el contrario, si la segunda aseveración fuera la correcta, leer sería un claro indicador de que vivimos vidas miserables, aburridas, incapaces de emular las anécdotas que nos ofrece la literatura. Tampoco es cierto.

[Como dijera Enrique,] Los maniqueísmos nunca han heredado nada bueno a la humanidad: sólo han repartido desgracias. Así entonces, la literatura no es ni la una ni la otra: es las dos. Los libros nos cubren de un manto impenetrable, debajo del cual respiramos tranquilos y en paz. Leer nos conduce a galaxias desconocidas que se parecen a la nuestra y con cuyos habitantes nos identificamos. Leer es poner en hold la vida entera y darle rienda suelta a la imaginación. Y si sabemos dejarnos llevar (y si tuvimos la suerte de hacer una buena elección), a lo largo de esas páginas tropezamos con la alegría, la tristeza, la frustración, la impotencia, la victoria, el orgasmo, la maldad, la ira, el deseo, las filias, el miedo, la burla, la gula, la lujuria, la venganza, la lucha, la rabia, el amor, el absurdo, la mentira, la injusticia, la derrota, la entrega, el odio, la conquista, la muerte y la vida.

Leer un libro es, indiscutiblemente, hacer el amor con él y asumir el rol del amante sometido. Y es él quien lleva la batuta. Es él quien nos dice cómo, es él quien nos da instrucciones, es él quien nos subyuga, es él quien nos conduce por los senderos ilimitados del placer. Un buen lector baila al ritmo que la literatura toca; un buen lector confía, cierra los ojos, se deja llevar. Un buen lector sabe que esa noche estará llena de sorpresas, de espasmos, de convulsiones, de sabores amargos a veces coronados por una cereza al final. Un buen lector se entrega. Y al igual que en las artes amatorias, a leer también se aprende. A leer se aprende a base de práctica, de perseverancia, de tenacidad, de paciencia, de voluntad y, sobre todo, a base de amor.

Resumiendo, entonces, los libros sí son la salida de emergencia de esta vida itinerante, que nos asfixia, que invade cada resquicio de nuestra intimidad. Corremos al libro, lo abrimos, nos echamos un clavado, y la vida se queda ahí, para después, para el día de mañana que amanezcamos con el libro, otra vez, entre las manos.

Pero también, hay que aceptarlo, en los libros buscamos la consumación de nuestros deseos más oscuros, jamás confesados. A mí al menos, he de aceptarlo, me faltan muchísimas agallas. Para muchas cosas. Y lo lamento profundamente. Y en vez de procurar una solución real, me sumerjo en la literatura: para ver qué aprendo, para ver si me enseña cómo alcanzar el punto al que sólo desde lo más negro de mi conciencia me he propuesto llegar. No es que mi vida sea aburrida: es que jamás podré ejecutar todo lo que mi nula moralidad me pide a gritos, y la literatura es la válvula de escape donde las más retorcidas de las fantasías hallan su cauce.

La literatura derriba muros, desvancece las distancias, nos permite revivir el pasado y nos deja asomarnos al futuro. La literatura rompe estereotipos, nos hace más humanos. Y quien alguna vez se ha enfrentado a la página en blanco para intentar construir un poco de ficción, sabe cuán difícil es escribir y cuán agradecidos hemos de estar con aquellos que, desprovistos de todo egoísmo, nos han legado sus letras, su capacidad para construir historias, su modo de ver la vida.

No importa si necesitas un respiro en medio de tu rutina sofocante. Tampoco importa si a tu vida le urgen impresiones fuertes. En cualquiera de los casos, leer puede salvar tu vida.

10 comentarios »

  1. Rana said,

    así es

  2. Bnazar said,

    Los libros también son catalizadores del tiempo, pueden acelerar las horas y en ocasiones las prolongan.

    Muy bonito Wen, nos seguimos leyendo.

  3. Andrea S said,

    Indeed.
    Estoy deacuerdo en todo lo que dices.
    Muy bien, como siempre.🙂

  4. merodeador said,

    Y dependiendo de las priorades de caQuien, puedo afirmar que leer puede salvar tu alma.

    P.D.
    No que yo crea que existe un alma inmortal o pueda probarlo.😉 Aunque a veces uno prefiere salvar el alma a la vida.

  5. Mei said,

    Hola!
    La verdad es que cuando he leído el título me ha dado un poco de miedo leer todo lo que decías después,
    pero supongo que todos los lectores estamos de acuerdo.
    De todas maneras, yo creo que a veces leer es una necesidad irrevocable, una sed que no se puede colmar, aunque bueno, leer en todos los sentidos, ya no sólo refiriéndome a la literatura.

    Un beso muy fuerte!!!
    Seguiré leyéndote por aquí.

  6. Que razón tienes….
    Me encanta tu bitácora…no la conocia.
    Un saludo lapicero..

  7. wenperla said,

    ¡Hola! ¡Bienvenida! Gracias por tus palabras. Aquí hablamos también sobre El librero de Kabul (vi tu comentario en el post de Cometas en el cielo). Un abrazo y gracias por visitar este espacio.

  8. Mina said,

    Voy a recomendar este texto en mi club de lectura. Respondes a varias inquietudes que ahí hemos planteado al leer a Auster, a Sada, a Bolaño.
    Muchas gracias!!!

  9. wenperla said,

    ¡Al contrario! Mira que insinuar que estas letras de algo pueden ayudar a quien lee a los grandes es, de verdad, un halago alucinante. ¡Gracias!

  10. Wen:
    precioso alegato a favor de la lectura. Hace un tiempo tuve un accidente y quedé en cama por un par de meses. Los libros fueron mi refugio y compañia e hicieron que el tiempo volara. Me sacaron de la prisión de mi cuerpo y llevaron a volar mi mente lejos de aquello que me atormentaba físicamente.
    Gracias por escribir, siempre es un placer leerte.
    Ale.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: