24 enero 2010

De la piel y las palabras

Posted in autobiografía a 12:46 AM por wenperla


Siempre he tenido muchas ganas de escribir esta entrada, pero me había faltado valor. También me falta tiempo, me falta siempre: está escasísimo. Pero el tiempo es lo de menos cuando uno tiene ganas de hacer algo. Así que, recapitulando, me faltaba valor.

¿A qué le temo? No lo sé. ¿A dejar mi intimidad al descubierto? Quizás. Creo que sí. ¿A romper con la línea del blog? Debiera decir que sí, que las letras que aquí se escriben están totalmente fuera de lugar en este espacio, pero poco me importa. ¿Le temo acaso a un vocabulario estridente que hiera susceptibilidades? No. Tampoco es eso. Qué fácil es reconocernos abiertos y ateos, pero qué difícil es dar el primer paso.

No pretendo hacer aquí un recuento de mis vicisitudes sexuales (que no son ni muchas, ni interesantes). No pretendo explicar tampoco por qué estoy convencida de que la masturbación es sana y necesaria. Lo que he venido a hacer aquí es a escribir una apología, a rendir un tributo merecido, a colocar los reflectores donde tienen que estar.

Veamos.

***

Te pones cómoda.

Te miras al espejo, te gustas.

Cierras la puerta.

Pones música.

Apagas la luz.

Te tiendes bocarriba en la cama.

Respiras hondo y profundo.

Te piensas.

Te desprendes de ti y te ves desde arriba.

Te gustas. 

Te tocas.

Una a una, te desprendes de tus prendas. No hay ritual. Sólo procuras la desnudez.

Tu desnudez.

Tu aceptación.

Y te das cuenta sólo entonces de que, aunque no cubras los requisitos impuestos por la moda, eres hermosa. Te reprochas haberte reprochado tantas cosas. Y no sabes cómo, no puedes entender cómo, pero te gustas. Te gustas muchísimo. No es narcisismo, nada tiene que ver con eso. Te deseas.

Cierras los ojos. Recorres, con la mano derecha, tu cuerpo desnudo. Tu mano izquierda, mientras tanto, coquetea con tus labios entreabiertos, se posa sobre tus párpados. 

Tu mente está en blanco. Sigues flotando sobre ti misma, analizándote, recorriéndote palmo a palmo. A esa misma velocidad tu mano va posándose sobre los más osados intersticios. Te descubres, de pronto, húmeda y excitada. Te gusta.

Te sientes feliz.

Pasas la mano por el pecho y te encuentras con tus senos. Te detienes en el pezón. Humedeces tus dedos en tu boca y trazas sobre tus pezones líneas imaginarias que contribuyen a la erección, que dan paso a la representación más sutil y más contundente del placer femenino: unos senos firmes, un pezón que responde ante tus propios estímulos.

Y te sorprende ver que aunque vives con tu cuerpo desde hace tantísimo tiempo, llega un punto en el que te desprendes y entablas con él un diálogo bilateral de fuerzas descomunales.

Y la música sigue. Y enloqueces progresivamente. Los ojos están cerrados y tu antebrazo izquierdo se ha colocado, sin que hayas tenido nada que ver en ello, sobre tus ojos. Con los ojos cerrados lo ves todo. Y entonces cobra vida la oscuridad entera.

A la vez que procuras los resquicios más húmedos de tu cuerpo, van apareciendo las fantasías más descabelladas a la luz de la luna. Es una sombra entonces la que se coloca sobre tu cuerpo, besándote, acariciándote, recorriendo contigo (al estilo Lovecraft) las montañas de la locura. Puedes pedirle lo que quieras, y se lo pides en voz alta, y lo gritas en un susurro.

“Ahí…”

“Ahí…”

“Más…”

“Más…”

Y te escuchas, y rompes de golpe el umbral entre la imaginación y la realidad, y se incendia tu cuerpo. Y el fuego recorre tu alma.

Las imágenes se suceden sin sentido, una tras otra y en perfecta anacronía. Ya no es él. Son ellos, es ella, es Ella, eres tú fuera de ti, eres tú dentro de ti, es Él dentro de ti mientras Ella te lee un cuento en voz alta. El sudor recorre tu frente y tus piernas extendidas esperan, ansiosas, el frenético recorrido de la ola de placer.

Y se repite. Y se repite. 

Y cuando explotas:

Te perdonas.

Te reconcilias.

Te aceptas.

Te reconoces.

Y luego, esta mente mía tan retorcida, sólo atina a reconocer letras. Palabras. Novelas. Poesía. Aforismos.

Recito entonces de memoria  fragmentos de una novela que no me he atrevido a escribir. Doy al clavo con el epígrafe de mi primer libro. Descubro las palabras inscritas en mi epitafio.

Pienso en Cortázar.

Y la analogía es bellísima.

El clímax me remite, irremediablemente, a mis libros, a las letras. A los que he leído y a los muchísimos que quiero leer. Al libro que nunca he escrito y que tanto miedo me da comenzar.

***

Por todas estas cosas es que, desde hace tiempo, quería escribir esta apología, rendirle tributo al onanismo.

15 comentarios »

  1. Melva said,

    Esperaré ese libro. No tardes.

  2. Isela Glez. said,

    CORTAZAR lo aprobaría…
    Toco mi boca, con un dedo toco el borde de mi boca, voy dibujándola como si saliera de mi mano, como si por primera vez mi boca se entreabriera, y me basta cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca que me deseo, la boca que mi mano elige y me dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano por mi cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con mi boca que sonríe por debajo de la que mi mano me dibuja.
    La fantasía alimenta mi deseo: Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y nuestros ojos se agrandan, se acercan entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene con un perfume viejo y un silencio.
    Entonces mis manos buscan hundirse en mi pelo, acariciar lentamente la profundidad de mí, mientras beso la parte interna de mi codo como si tuviera la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura.
    Y si me muerdo el dolor es dulce, y si me ahogo en un breve y terrible auto absorber el aliento, esa instantánea muerte es bella.
    Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, la mía, y yo me siento temblar como una luna en el agua.

  3. Magnífica forma de hallar las relaciones existentes entre las letras y la piel. Ahora quizá podrías aventurarte por los efectos de esa combinación explosiva. Saludos.

  4. […] This post was mentioned on Twitter by Wendolín Perla, augusto rubio acosta, Va de Libros, Alex Ramírez Romero, Isela González and others. Isela González said: @purasletras: "De la piel y las palabras": https://purasletras.wordpress.com/2010/01/24/de-la-piel-y-las-palabras/ <— Gracias, muchas…! […]

  5. Robert said,

    Wen:

    Excelente, tienes un gran talento para escribir….

    Robert.

  6. Tonatiuh said,

    ¡Lindo!

  7. Rojo said,

    Muy honesto y sincero el post, me encanta la forma en que describiste la situación.

    Siempre es un placer leerte

  8. François B. said,

    Vraiment tu peux devenir un grand écrivain!!! I really would like to encourage you. Même si ton langage n’est pas très facile à comprendre pour les débutants comme moi (J’ai dû utiliser un dictionnaire); mais j’apprécie ton grand travail de forme presque poétique. J’aimerais te voir devenir un excellent écrivain.
    I’m very sorry I don’t know whether you understand my language, but I would like to let u know that I’ve appreciated your writings.You may become a real writer and I hope you will. Although your language was somehow complicated to me as a beginner, but I try to understand the main points.
    Encore une fois courage et j’espère que tu ne vas pas lâcher ce très chemin que tu as déjà commencé.
    Me gustaria continuar a leerte y a tenerte en nuestro clase!!!!!!! Pero!!!!!!!!!

  9. Georgells said,

    No sé cómo se me había pasado este post antes… de verdad…

    Pero la narración es… demasiado buena. No puedo imaginar a nadie que lo lea, permaneciendo impasible, ajeno a… la trama.

    Tu relato estremece. Y creo que la explicación que lo precede se vuelve innecesaria.

    Wow.

    G.

  10. Brian said,

    Pues qué bien que dejaste atrás ese temor para escribir este post, Wendolín. Supongo que fue muy difícil haberte decidido, por las razones que anotas, y, quizás (no sé), por sentirte ‘vulnerable’ al dejarnos ver otra faceta de ti.

    Pero ha sido un ejercicio muy bueno, Wen. Además, recuerda que como escritora estarás expuesta a toda clase de crítica. Me gusta la forma en que transmites esas emociones y sensaciones. Tal vez estemos descubriendo otra etapa tuya como narradora.

    Bien, échale ganas a tu tesis y no desistas en escribir esa novela, ¿eh?. Saludos.

  11. Lata said,

    Qué bonito, mi Wen!! No conocía este lugar!!! felicidades por tu nuevo blog!

  12. Jorge Acosta said,

    Wendolin:
    Ya tenía rato de no asomarme a tu página.
    Hoy, de nuevo, quedo sorprendido. Ahora por tu transparencia.
    Muchas gracias por ser tú, por seguir siendo tú.
    Un abrazo.
    Jorge Acosta

  13. nim said,

    el escrito ,tambien enseña que no es bueno guardarse las cosas es importante decirlas y siempre todo tiene un momento,de inicio , solo que se debe continuar no empezar y parar porque viene el estancamiento…..

  14. nim said,

    hola ,es bueno empezar,y esencial no parar ya que ,uno se estanca y empiezan las frustraciones…………… sigue adelante y piensa siempre en que puedes ser mejor cada dia…………………..

  15. Gloria G. said,

    Como dicen que vale más pedir perdón que permiso, pues te pido perdón porque tomé prestado éste post tan sensual para compartirlo con los lectores de mi blogxxxito, abusando de que eres buena onda😀
    Te dejo el enlace por si gustas echar un vistazo.
    http://susanitalasexosa.blogspot.com/2011/06/de-la-piel-y-las-palabras.html


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: