5 junio 2009

De ateos y creyentes

Posted in para incultos cultivables a 6:34 AM por wenperla


Las brujas de Salem

Me cuesta muchísimo trabajo escribir sobre algo que, por dondequiera que se vea, se ha discutido hasta el cansancio. Que si la religión o no. Que si católicos o no. Que si los judíos son de lo peor y los palestinos, víctimas indefensas. Que si las atrocidades de la Santísima Inquisición. Que si la quema de brujas en Salem. Que si la vida comienza al final del túnel donde está la luz. Que si los curas son los pedófilos más repugnantes y atascados que hay. Que si a los niños debe imponérseles la religión desde pequeños o no (de cualquier modo, cuando crecemos mandamos al diablo todo lo que no nos parece aunque vaya “en consonancia con Dios”). Que si cobran millones de pesos por casarte por la iglesia (y, quepa mencionar, millones de libras por descasarte). En fin.

Yo pienso lo mismo que piensa la mayoría de los jóvenes de hoy: que la iglesia como institución es una basura. No vengo aquí a explicarles mi postura ante la religión porque odio hablar de lo que ya está choteadísimo y donde ya no tengo nada que aportar. Ajá, nada.

Todo esto viene a colación porque me aventé Las brujas de Salem y me encantó. Ufff. La disfruté enormemente. Una pieza que espero algún día tener la oportunidad de ver en escena (y si yo puedo ser una de las brujas… ¡mejor!). Si no la han leído se las recomiendo amplísimamente. Por si fuera poco, es brevísima. Hay algo de magia (¿de brujería?) en ella: encanta, envuelve, inhibe, congela. Yo nunca he visto la película pero no creo que sea necesario: cada escena está recreada con una precisión tal que la película va corriendo en nuestra cabeza sin un solo comercial.

He de decir, para ponerle punto final a este post que tan sencillo me ha resultado, que estoy convencida, como decía papá, de que los seres humanos necesitamos asirnos a alguna fuerza “superior” e intangible para salir adelante. Yo le llamo así, “Dios”, porque es lo que he escuchado toda mi vida. He de confesar también que luego de la partida de papá y de mi abuela, han sido ellos los que ocupan ese espacio exclusivo para las deidades: para lo invisible, para lo más amado, para el refugio tan socorrido.

No creo en aquellos que dicen no creer en nada. Por supuesto que nadie cree en monseñor Norberto Rivera Carrera, wácala, pero no me digan que ustedes son el único pilar de su existencia. Nah. Todo mana de nosotros mismos, es verdad, pero en los momentos más cruciales, en los momentos más determinantes, es a esa fuerza, es “a ellos”, llamémosles como queramos llamarles, a quienes acudimos para que nos regalen un destello de luz en medio de tanta oscuridad.

Las brujas no existen. La Inquisición fue un genocidio tan atroz como el de Camboya, el de Haití o el de Hitler. Las Cruzadas y las afrentas religiosas son pura ira mal canalizada. A nadie lo define su religión. Todo ser humano es mucho más que una religión. Todo lo que somos existe dentro de nosotros. Todo lo que vemos y todo lo que “vemos” nos pertenece. Ni Abel, ni Caín, ni Adán, ni Eva, ni las brujas de Salem, ni el mismísimo Juan Pablo II han venido a desvelarnos algo sobre la vida. No. Todos llegamos hasta donde queremos llegar. Todos apoyamos lo que en el fondo favorece nuestros intereses. Todos nos vendemos el cuento de la purgación de los pecados no por el miedo a ser excomulgado del Reino de los Cielos, no, sino por el pavor que tenemos a la autocrítica y al autosabotaje. Cada uno de nosotros es, para sí mismo, el más implacable de los verdugos o el más sensato de los mentores.

Qué proyección. Y todo esto para decirles: lean Las brujas de Salem.

8 comentarios »

  1. Xerófilo said,

    Hola:
    Dices: “No creo en aquellos que dicen no creer en nada.” Es curioso. Nunca pensé que tuviera que convencer a alguien ni de mi existencia ni de mis convicciones. Pero, aunque no lo creas, resulta que si existimos. Soy hijo de científicos (biólogos) ateos. Por el lado de mi padre la genealogía abarca cuatro generaciones (incluyéndome).
    Lo cierto es que tengo compañeros de trabajo a los que, me parece, les resulta extraña mi forma de ver la vida y la existencia, pero conozco varias otras personas con ideas similares.

    Pero me parece que coincido contigo (o más bien con tu padre) en que parte del motor que da energía a esas creencias es: “… que los seres humanos necesitamos asirnos a alguna fuerza “superior” e intangible para salir adelante.” Al menos eso es lo que aprecio en mis amistades que son creyentes.

    Por eso es que concluyo que es verdad, los ateos somos muy raros.

    Lo que sí es que buscaré leer el libro que recomiendas.

    Saludos

    RRS

  2. David said,

    Dios es un científico. O a esa conclusión llegaron los que descifraron el ADN. Era tan perfecto y tan acabado que no podía haberse creado por obra de la casualidad, alguien tuvo que hacerlo.

    Siempre uno se está metiendo el pie, por eso son tan patéticos los que se la pasan echando la culpa al gobierno, a la mala suerte, al destino, a los otros.

    Voy a leer Las brujas de Salem.

  3. yesid said,

    es cierto, los ateos no creemos en la existencia de un dios, no al menos como convencionalmente nos han enseñado, con el más allá, con el castigo al pecado o el premio al incondicional sometimiento del pensamiento, acabo de perder al ser que más he amado en mi vida tengo 35 ella 33 y somos ateos, pero considero que algo de ella está en el aire que respiro, en la atmósfera qeu me rodea, no se si es autosugestion, pero he encontrado cosas curiosas que no habian pasado antes, soy realmente ateo, pero es posible que exista algo ajeno a nosostros mismos que va mas allá de nuestras vidas, que sea eterno o no o probable o no no lo se, pero es tan posible como puede no serlo.

  4. Ale said,

    No lo he leído, pero me has picado las ganas de hacerlo.
    ¡Gracias!

  5. Ariadna said,

    Hola Wen, ¿puedo invitarte a comer la semana próxima?

  6. Recomendar una obra de Arthur Miller siempre es buena opción. Yo todavía no leo Las brujas de Salem, pues tengo prejuicios con los autores muertos (como ya se murieron, no van a escribir más, así que uno debe leerlos con calma, para no terminar todas sus obras pronto, por qué, ¿y luego?), pero sin duda La muerte de un viajante y Todos serán mis hijos son maravillosos.
    Sobre la creencia de un ser superior, yo no creo en eso. Vengo de una familia absolutamente atea y racional, mi padre es un científico duro, partícipe del movimiento darwinista. Así me educaron, no hay nada más allá de nosotros, la razón y la naturaleza. Las “cosas” que pasan, pasan, así de simple, uno debe hacerse responsable de sus actos y las consecuencias, y saber que todo tiene una explicación racional, que suele ser siempre la explicación más sencilla.
    Para mí, vivir así, sin creer en la existencia de un dios, ha hecho la vida diferente, es mucho más complejo saber que uno interfiere en lo que acaece de manera activa y pasiva, y que nada pasa sólo porque así lo quiso Dios. Pienso que es más doloroso en ocasiones, cargar con toda la responsabilidad y conciencia, pero la culpa se vuelve menor, y también las posibilidades de cambio. Siempre es más sencillo el cambio cuando sabemos que no hay nadie sobre nosotros moviendo los hilos de la vida.

  7. wenperla said,

    Wow. Cuántas aportaciones. Muchísimas gracias. Sobre todo tú, YESID, muchísimas gracias por venir y abrir en este lugar (que es tuyo) tu corazón. Gracias, de verdad, a todos.

    ARIA: ¡Órale! ¡Hasta propuestas recibo en el blog! ¡Qué emoción!!! Clarín cornetas!!!

  8. Eduardo said,

    ¿Tú, que lees tanto, de las páginas escritas por Juan Pablo II (unas tres mil, entre encíclicas, cartas, decretales, “motu proprio”, libros, exhortaciones, etc.), cuántas has leído?


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: