16 abril 2009

Ley de Fomento para la Lectura y el Libro para dummies

Posted in para incultos cultivables, una ventana al mundo a 1:49 AM por wenperla


libro1

La Ley de Fomento para la Lectura y el Libro está por todas partes y nadie sabe a ciencia cierta de qué va. Leí un artículo publicado en El Financiero (muy mal escrito pero bien informador) donde, en resumidas cuentas, nadie en realidad comprende qué es eso de la Ley del precio único. Bien.

1. La Ley del precio único se desprende de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro. En realidad, así se le llama al artículo 22 de dicha ley, que decreta lo siguiente:

Artículo 22. Toda persona física o moral que edite o importe libros estará obligada a fijar un precio de venta al público para los libros que edite o importe. El editor o importador fijará libremente el precio de venta al público, que regirá como precio único.

Luego entonces, podemos deducir que la “Ley del precio único” no existe como tal. Lo que nosotros entendemos como “Ley del precio único” es, simple y llanamente, el artículo 22 de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro.

2. Esto quiere decir, en pocas palabras, que cada título debe costar lo mismo en todas partes, y el precio lo fija el editor. Es decir que ya no van a tener que ir a El Sótano de Miguel Ángel para encontrar un libro más barato: ya pueden ir a la librería de la esquina por el mismo título y les va a costar los mismos pesos con los mismos centavos. (Ojo: este criterio sólo aplica para las novedades. Luego de dieciocho meses de publicados los títulos, quedan éstos exentos de dicha regulación.)

3. ¿Y como para qué va a servir esto? Bueno. Es sencillo. La tirada es favorecer a las pequeñas librerías, de modo que al ofertar los mismos títulos al mismo precio que las grandes tengan las mismas oportunidades de atraer clientes. La pretensión no es sólo que se fortalezcan las pequeñas librerías, sino que se abran nuevas librerías independientes.

4. ¿Ya funciona? Pues ya entró en vigor, pero no hay regulación. ¿Que qué quiero decir? Que ya se aprobó, pero no hay sanciones para aquellos que la incumplan. Hoy en día, me parece, sigue habiendo diferencia de precios entre los libros ofertados en Gandhi, el FCE y El Sótano.

5. ¿Y sirve de algo? No en realidad. A simple vista pareciera ser una propuesta extraordinaria y de indudable empuje para el pequeño librero, pero el problema tiene un trasfondo mucho más complicado que ése: las editoriales son muy duras con las librerías pequeñas. No hay facilidades de pago y no les dan créditos. Las condiciones que les imponen son ridículas y esto, evidentemente, inhibe el desarrollo de las librerías independientes en nuestro país. Esto sin mencionar que el fomento para la lectura NO PUEDE COMENZAR EN LAS LIBRERÍAS: EL FOMENTO PARA LA LECTURA COMIENZA EN CASA, EN LA ESCUELA, EN LAS SUBVENCIONES GUBERNAMENTALES QUE FAVOREZCAN LA CULTURA EN EL PAÍS. Éste es el verdadero problema: que queremos tapar el sol con un dedo. Lo que este país necesita no son librerías sino lectores.

**********

Está de más decirles que éstas son mis impresiones. Ha habido infinidad de debates al respecto y hay muchas posturas encontradas. Yo no sé si esto de veras tenga un impacto positivo en la industria del libro o no. Tampoco sé si lleguen a imponerse sanciones reales para quienes la incumplen. Yo sólo vine a contarles lo poco que yo entiendo para sacudirnos el polvo.

10 comentarios »

  1. Lata said,

    Chale, buen punto.

    Pero yo no he visto ningún libro que cueste lo mismo que el otro… o será que estoy buscando mal????
    Cuentan los pintamonos?

  2. Paco Méndez said,

    Wendolín muy buena explicación. Hace algunos meses fui a Gandhi a comprar unos libros, y me explicaron que ya estaba por aprobarse dicha ley; pero ellos mismo decían que difícilmente las librerías pequeñas tendrían capital suficiente para comprar novedades. ¿Qué hará la pequeña librería al no vender todas las novedades? pasaran los 18 meses y las grandes podrán bajar el precio mucho más que las pequeñas. Tristemente es otra ley implementada al chilazo, a la mexicana.

  3. Andysam said,

    Hola!!!!!!

    Eso!!!!! Lo de los 18 meses me parece una burla!
    Mi familia tiene una librería, y muchas veces las novedades no llegan a tiempo, porque las editoriales mandan primero los libros a las cadenas.
    Aunque no voy a decir que esos 18 meses no vayan a ser una aliviane, pero entonces los Harry Potters, los Crepúsculos, y todo eso que ya no es nuevo pero se sigue vendiendo todavía lo vas a encontrar más barato en Gandhi. O los clásicos.

    Ven??? Qué no es una burla????
    O es precio único o no.

    Jaja
    En fin….
    Bye!!!!

    *Andrea*

  4. Xerófilo said,

    Hola:
    Yo pensé que los otros beneficiados seríamos los lectores que vivimos fuera del DF, ya que aumenta mucho el precio.
    No es así. Tal y como dices la ausencia de regulación sigue permitiendo todo.

    Nuestros legisladores se están especializando en eso, hacen leyes relativamente buenas pero no generan el reglamento.
    O hacen leyes y reglamentos con tantos huecos que, quizás, hasta los honestos pasan por ellos.
    O no hay la vigilancia necesaria que permita aplicar las sanciones.

    Lo peor en éste caso es que, por ejemplo acá, en BCS, si la sanción o reincidencia fuese fuerte podría provocar el cierre de alguna de las menos de diez librerías que hay en La Paz, BCS. Y eso que es la Capital del Estado.

    Lo pero es que a mí no me ha funcionado prestar libros, o no los regresan o tardan siglos en leerlos.

    Pero lo ideal es lo que tú dices, seguir propiciando el aumento de lectores.

    Saludos

    RRS

  5. Choco said,

    ¡Y de verdad que soy tan inculto!

  6. yo mas bien creo que deberian buscar el modo de fomentar el habito, yo le sigo hechando la culpa a los aburridisimos libros que te ponen a leer en las escuelas, siendo año tras año tras año los mismos, igual de aburridos…
    Dar a escoger mas libros y no evaluar con un triste trabajito facilmente fusilable, por ejemplo…

  7. Otra buena intención sin infraestructura…

  8. Robert said,

    Cuando se habla, por ejemplo de la inseguridad, de la falta de cultura, protección a las mujeres, el secuestro, o de cualquier cosa, salen con inventar una ley, tenemos leyes para todo, con solo aplicar las que ya existen y fomentar la lectura, como mencionas, y quitar a tanto “legislador”, México sería mejor, simplemente.

    Robert.

  9. Gurisa said,

    En Argentina todas las librerías tienen los mismos precios. No sé si a consecuencia de una ley o porque las editoriales ya los mandan con precios sugeridos de venta al público. Claro, uno tiene la opción de comprar ediciones más o menos caras, como las versiones pocket.

    De todas maneras, las grandes librerías suelen tener otras formas de brindarles a sus clientes “ventajas” con respecto a librerías más pequeñas, como ser, descuentos promocionales, por pago en efectivo o por comprar vía web. También existen las famosas tarjetas de fidelización del cliente, donde uno suma puntos por cada compra que realiza y luego puede canjearlos por vouchers o premios. O invitar a los clientes a la firma de libros de su autor favorito (y de paso compran un ejemplar de sus libros)

    Es decir, aún poniendo precios base, las grandes cadenas pueden encontrar la forma de sacar ventaja por otro lado.

  10. Allie said,

    ¡Una buena noticia para todos! A los seguidores de Twitter, les comento que Puras Letras ya esta twittereando.

    http://www.twitter.com/purasletras


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: