16 febrero 2009

Sobre la fealdad

Posted in para incultos cultivables a 10:33 AM por wenperla


La vida es irregular. Tiene llanuras. Se precipita. Llega al clímax. Se deprime. Se va en picada. Toca fondo. Lo asimila. Se incorpora. Echa a andar. Abre las alas. Emprende el vuelo. Terreno plano. Asciende. Desciende. Se obnubila. Se despereza. Cuenta hasta tres. Arranca de nuevo. Y es durante las crestas, los puntos más álgidos, que parece que el tiempo no alcanza. Que los días se vuelven noches y la Luna no dura nada. Y se nos va la vida de las manos, no sabemos si es ella quien corre tras nosotros o nosotros quienes corremos tras ella, el hecho es que el reloj sólo sirve para dejar constancia de que todo es relativo. De que no hay ni tiempo, ni días, ni horas, ni nada. Sólo estamos nosotros y lo que queremos, lo que buscamos, lo que logramos, lo que aprendemos. Y sólo así, cuando parece que nuestra existencia nos rebasa porque los minutos ya no rinden como antes… sólo así es que sabemos que sí estamos viviendo la vida.

Comencé así sólo para explicar que estoy en una cresta, que el tiempo no me alcanza y que, por lo tanto, me dedico a vivir la vida. Pero no importa. La vida no puede vivirse sin un libro. Y es sobre eso que vengo a hablarles ahora.

carl

Hace un par de días compré este libro de Carl-Johan Vallgren. Movida más por un impulso romántico de esos que nunca he podido controlar, me dejé llevar por un título hermoso y una cuarta de forros muy europea. Pero oh-la-la… para historia que me esperaba. Una historia protagonizada por el primo hermano de Benjamin Button.  Tratado como engendro y poniéndole punto final a la vida de su madre al momento de nacer, Hercule Barfuss se perfila, en la página 70, como uno de los personajes más bellos y extraordinarios de la literatura mundial de todos los tiempos. (Comentario precipitado para ser yo tan inculta, pero tómenlo de quien viene. Entonces, Hercule Barfuss es, para mí, una de las joyas más bellas de la ficción.)

Han bastado pocas páginas para aventurarme a calificarlo así. Tengo frente mío un libro que te atrapa desde la primera página. Un libro cuya historia es fascinante por donde se le mire. Las descripciones son magníficas, tanto, que dudo mucho que si la historia se trasladase a la pantalla grande pudiera emular, mínimamente, los alcances que la magia de estas palabras evocan en la imaginación del lector.

Lejos de ser una novela cursi, la historia es despiadada, sagaz, impía. El contexto en el que la obra se desarrolla es sumamente seductor y rico en pasajes universales. La Europa de comienzos del siglo XIX, con guerras intermitentes y un burdel por cada soldado. El nacimiento de este engendro trajo consigo prosperidad y un cambio de rumbo. Alexander von Humboldt y Goethe son dos de los personajes que desfilan por sus páginas. No, por sus páginas no. Por sus prostíbulos.

¿Y como por qué vengo yo a hablarles de una historia de cuyas 400 páginas sólo he recorrido 70? Porque han bastado estas pocas páginas para erizarme la piel hasta lo más hondo del alma. La fealdad como el eje en torno al cual se desarrolla una vida sólo deja al descubierto que la belleza está en los ojos de quien la mira. Qué más da con qué nos empeñemos en ataviarnos para encajar en los parámentros convencionales de belleza. Esta criatura, más monstruosa y repugnante de lo que cualquiera de nosotros es capaz de imaginar, tiene un poder jamás documentado en la historia de la humanidad: con una mirada te fulmina las entrañas. Con una mirada te llama sin hablar, te invita a la más aterradora de las introspecciones capaz de revelarte lo que ni tú mismo sabías de ti. Con una mirada, ese de muñones y protuberancias, sin oídos, sin un solo rastro de vida en las venas, te cambia la vida de una buena vez y para siempre.

9 comentarios »

  1. Raúl Ramírez said,

    Palabras más, palabras menos: “no es el tiempo el que pasa, somos nosotros los que pasamos” (O. Paz dixit). Eso de que “la vida no puede vivirse sin un libro” es bello y suscribo cada letra. Tengo la ligera impresión de que tienes una especie de fijación-gusto por el team anagrama, ¿verdad? Ya préstame algunos… Saludos. RRR.

  2. Hola Wen.
    Como estas? Aquí leyedo tu nuevo blog, nuevo en el sentido de sitio. Como te pasaste este 14 de Febrero? a mi me regalaron los 3 libros de Pedro Angel Palou, como saben que me gusta. (me preguntaron cual me faltaba, se los dije). Cuauhtemoc, la defensa del quinto sol, Zapata y Morelos morir es nada. me gustaron mucho. ahora me dedico a actualizarme en lo que me dedico. Pues avanza todo mas rapido que el año pasado y antepasado si no me quedo estancado.
    Como digo “si crees saberlo todo..mejor calla, si no tu ignorancia quedara justificada”

    A todos tus incultos les deseo un feliz 14 de Febrero.

  3. Don Rul said,

    Uf, ¿quién lo hubiera pensado? Yo desprecié ese libro por el título y la portada. Pensé que si no se trataba de una sutil ironía (poco probable por la portada), todas las posibilidades que encierra “un amor maravilloso” son por lo menos execrables. Es un arte eso de los títulos y las portadas, en el que por cierto, creo que los gringos nos llevan amplia ventaja. Tengo una gran cantidad de pésimos libros en inglés que he comprado por el hermoso diseño de sus portadas.
    En fin, ahora tendré que comprar el que recomiendas. Bueno, cuando en Gandhi vuelvan a poner los precios en los libros; la dichosa ley del libro los tiene atarugadísimos.

  4. para empezar, me da gusto que te encuentres en una de esas crestas de la vida… comienzo a creer que yo me acerco a algo similar….

    vaya mujer, que manera tan seductora tienes para hablar de literatura… bastó esta entrada para querer salir y comprar el libro que sin leerlo y sólo por tus palabras, le doy desde ya el adjetivo de joya.

    gracias por siempre hacerme querer leer un poco más, por más que el tiempo o las crestas de las olas a veces no me dejen.

    saludos!

  5. DAvid said,

    Hola, mira que interesante, estaba viendo el titulo del libro en ingles y suena mucho mejor que el de español de acuerdo a la reseña que nos compartes!
    http://www.bbc.co.uk/dna/collective/A3931733

  6. […] cuando Lolita o a Javier Marías cuando Corazón tan blanco. Bueno, la misma suerte correrá la Historia de un amor maravilloso de Carl-Johan […]

  7. […] para mucho en este espacio, ¿qué no? Lo estiramos lo suficiente como para hablar, precisamente, de la fealdad y del neoliberalismo […]

  8. mercedes said,

    hola: hace mucho tiempo que ando buscando este libro que nadie conoce. He intentado descargarlo por internet y no es posible. Ahora tu me hablas de el y mi deseo de leerlo aumenta ! que bien expresas lo que el libro te ha transmitido! gracias por tu comentario

  9. Titta said,

    Hola, hace aproximadamente 6 años compré este libro no por su nombre sino por el diminuto resumen que lo acompañaba en la revista que lo vendía, en todo este tiempo lo he leído tres veces, y cada vez que lo leo me encanta más, excelente narración y realismo, concordancia absoluta en sus párrafos. Lo recomiendo totalmente, es una joya para el buen lector.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: