28 mayo 2008

Nostalgia del oficio

Posted in para incultos cultivables a 5:00 PM por wenperla


Estudié periodismo simple y llanamente porque el plan de estudios me gustó. Había mucho que leer, mucho que escribir, mucho que aprender —que a la larga ni fue tanto, pero eso qué más da—.

Hoy me hallo en la industria editorial. Sí, hago libros. Más bien, “hago libros”. Posicionarse aquí es más difícil que pegarle al gordo; son muy pocos los lugares y todo es rotación. Que si Random, que si Santillana, que si Planeta, que si el Fondo… en fin.

¿Desencantada? Sí lo estoy, y mucho. A mí, que lo que más me gustaría en el mundo es cuidar ediciones —cada coma, cada acento, cada punto en su lugar—, me entristece muchísimo la forma en la que se subestima a los lectores, y la belleza y el cuidado del texto quedan supeditados a otros factores, mucho más de índole comercial y mercadológico. “¿Qué más da si lo leen o no? Lo que importa es vender”.

Nunca he sido una persona pesimista. Todo lo contrario. Por ahí me han dicho que mi entusiasmo es inextinguible. Pero sí, sí se extingue. A veces lo importante no es seguir nadando, sino deternos a ver cuántas posibilidades reales hay de llegar a la otra orilla. Hoy creo que las pasiones son nuestras, y que mientras uno para sí las mantenga vivas, lo demás no importa. Viviré de las letras toda mi vida, aunque no precisamente de la industria editorial.

Y gracias a una de esas casualidades “afortunadas” (que sí lo fue, pero no lo suficiente como para quitar las comillas) cae en mis manos este libro, que debo leer, sobre el cual debo externar una opinión:

 periodismo-escrito

Y me invade la nostalgia. Y recuerdo la carrera, y a todos aquellos compañeros que juraban y perjuraban que su máximo sueño en la vida era convertirse en corresponsales de guerra —van a disculparme, pero sigo sin creerles, jajaja—. Y me viene entonces a la mente toda la pasión de aquellos que genuinamente estudian periodismo por convicción. De aquellos capaces de entregarle a una redacción su vida entera. De aquellos que prefieren morirse oliendo a tinta que vivir en mejores condiciones. De los periodistas esos que parecen de película pero que están entre nosotros.

 Y en este libro se retoman las trayectorias de estos periodistas que la realidad importó de la ficción. Desfilan en el libro Truman Capote, el padre de la novela periodística —¿cómo olvidar A sangre fría?—; Ryszard Kapuscinski, el mejor periodista de todos los tiempos —luego de haberlo leído, ¿quién es capaz de olvidar aquello de que Los cínicos no sirven para este oficio?—; Bob Woodward y Carl Bernstein, sin lugar a dudas los periodistas más famosos del mundo —¿quién es tan buen investigador como para hacer dimitir a su presidente sólo valiéndose de sus hallazgos?—; Günter Wallraff, el mejor impostor de la historia periodística —y su Cabeza de turco—; y Gabriel García Márquez, entre otros.

Y pfff. Claro que me invade una nostalgia tremenda. ¿Y si me atreviera a ser periodista? ¿Qué no para eso estudié? ¿Y si dejara para la posteridad reportajes, crónicas y entrevistas romanceadas, en vez de este humildísimo blog que se nutre de pura ficción? ¿Y si reconociera que no es aversión, sino miedo, lo que me genera el periodismo?

Alguna vez les dije que para escribir hay que ser valientes. Hoy creo que para ser periodista se requiere mucho más que valor. Tantos periodistas que van por ahí como superhéroes anónimos, cuya mayor satisfacción —y en la mayoría de los casos, la única— es fungir como el intermediario entre el mundo y quienes lo habitan.

“Realmente no se ven las cosas muy claras si todo está en calma. Sólo en tiempos de convulsiones, conflictos, tensiones, la situación se esclarece. Y puede verse entonces el mecanismo histórico. Y puede verse entonces el mecanismo de la historia. Lo que a mí me interesa es el quehacer histórico. Y el quehacer histórico es un proceso trágico y doloroso. Mi tema es la tragedia de la historia […] Lo único que vale la pena es escribir. Todo lo que no sea escribir, o prepararse para escribir… es… Lo que pasa es que ninguna otra actividad me hace más feliz…”

+R. Kapuscinski+

Traigamos un poco de aquello para lo que me formé a este blog. Seguramente me faltan agallas para ser lo que soy. Pero me sobran ganas de escribir al respecto.

32 comentarios »

  1. Pete Sampras said,

    Ay, Wendo, ay Wendo. Pfff

  2. Rubas said,

    Estás chiquita para el cansancio, pero no para el desencanto. Mientras sea chispa, o flama , o incendio, de preferencia.

    Tú que dices, ¿hay periodistas aquí y ahora?

  3. Robert said,

    Wendolín

    No sabes como lamento que te sientas desencantada, tan joven.

    Por tus comentarios en tu página leo una energía apasionada,

    Espero que este desencanto sea pasajero y no te lo haya ocasionado una actitud de alguna persona egoísta,

    Generalmente la vida nos da sinsabores, no claudiques, aquí tienes a tus lectores, tengo el orgullo de ser uno de ellos, te seguiré a donde tus lecturas me lleven.

    Con afecto.

    Robert.

  4. Falcon said,

    Me encanto tu post Wen, creo que muchos hemos sentido ese desencanto de profesión cada quien en su ramo. Mencionas a grandes entre los grandes Ryszard Kapuscinski el mas reconocido y recordado.

    Pues si deberías intentarlo Wen imagino cuantas crónicas, entrevistas, ensayos y reportajes podrías escribir.

  5. erik said,

    Creo que todos como profesionales o incluso cuando éramos estudiantes, de repente nos hacemos todo tipo de preguntas: estaré estudiando lo correcto, o si a poco si la armare? A chinga a poco si se gana tanta lana? O a poco se puede hacer eso?

    Y como que es el NEMESIS de TODOS los que no estamos contentos con nuestra situación actual, en cambio cuando estamos en lugar correcto, con las personas correctas, Allí si nos pavoneamos de la educación recibida.

    Yo opino que vayamos mas haya del momento y fíjate un punto al que quieras llegar en 5, en 10 o en 20 años…. ese debe de ser tu plan maestro,. Así como que el día que se muera WEN como quieres que la gente te recuerde?
    Que quieres que digan en tu funeral? Ese debe de ser tu plan maestro. A lo mejor no lo tienes, y por eso es un poco la frustración. O el malestar del momento.

    Si quieres ser periodista, date una probadita a nadie le haces daño si lo intentas, lo puedes hacer como hobbie, y abandonar este Blog, a nosotros. Pero es tu vida. Y de la cual solo tienes una.

    Un abrazo muy fuerte

  6. Kapu Chinski said,

    Ay Wendo, yo creo que te urge novio o acompañante. Andas muy achicopalada…….

  7. wenperla said,

    Jajajajaja.

    1. Noooooooooooooooooooooooo!!!! El blog no lo dejo NUNCAAAAAAAAA!!!!!!!

    2. En efecto… ¡necesito un amanteeeee!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    Jajajajajaja.

  8. Karina said,

    Wen:

    ¿Cómo estás? Tú debiste haber estudiado letras, mujer.

    Aunque paso varias veces por tu blog, a veces es mejor no dejar rastro; sólo leerte. Es placentero.

    Respecto a este post, ummm… me hizo llorar. Sí, porque recordé el desencanto y lo topes que me ha dado el “periodismo”. Sí, soy periodista (a veces jodida -$$-, pero orgullosa de lo que he hecho. No sé, Wen, si alguna vez te comenté que la satisfacción profesional no vale ni lo remunera el pago de un artículo) y me caga ese término mamón de “comunicóloga”; o cuando alguien pregunta “¿eres periodista o comunicólogo?”.

    Si alguien me explica brevemente BREVSÍSIMAMENTE cuál es la diferencia, se lo agradeceré.

    Al igual que tú, Muñeca, tuve compañeros que decían que su hit-sueño-utopía era ser corresponsales de guerra; no me reía de eso, simplemente pensaba “a ver, quiero ver sino ni creer”… Así, he visto como los sueños de muchos se desvanecen, poco a poco, a través de los 10 intentos por ingresar a las filas de un periódico.

    He visto compañeras que le hicieron honor al famosísimo MMC (Mientras Me Caso); con hijos. Otras que intentan convencerse de que la vida junto a un hombrecito es lo único y mejor que tienen… ¿Tan grave es haber estudiado periodismo? ¿Por qué no continuar?

    Por lo pronto, yo no claudico y aunque en ocasiones pienso que el tiempo me pisa los talones, sé que éste también es relativo.

    Un abrazo, niña.

  9. Robert said,

    Wen

    Va de nuevo; el desencanto nos llega a todos en todas las epocas, pero piensa esto; escribes de un modo o de otro, como te recomdaban intentalo, tambien lo del amante, estoy seguro que con mejor suerte que las que encuentran hombresitos.

    Roberto.

  10. Kapu Chinski said,

    te propongo ser tu cyber amante🙂

  11. wenperla said,

    ¿Cyber amante????????? ¡Noooooooooooooo! Ésos no sirven de nada!!!!!!!!!!! Se reciben propuestas más interesantes… jajajaja.

  12. Robert said,

    Web

    A estas alturas, intuyo que a los jovenes, les causas temor, de relacionarse con una mujer más inteligente que ellos, ya que deberías tener una lsita de pretendientes enorme.

    Saludos, y mejor suerte con las letras.

    Robert.

  13. Robert said,

    Wendulín.
    Perdon por la falta de ortografia, pusé Web un lugar de tú nombre.

    Bye.

    Robert.

  14. Robert said,

    Wen.

    Creo que ya necesito lentes.

    Sorry.
    Robert

  15. Falcon said,

    Jajajaja si Wen una ciber relación no sirve de mucho

  16. Jules said,

    Yo me apunto!!! … jajaja … Vamonos de vacaciones y yo te leo! .. jajaja

  17. Chosty said,

    Weondolín, todas las artes tienen el mismo problema…sí tal vez lamentablemente…aunque podrías editar mis textos en mi blog tienes muchos trabajo jaja🙂

    Besotes de provincia!

  18. El argumento de “podría ser peor” esta trilladísimo, pero creo que en este caso sirve.

    Podrias estar cubriendo notas para Paty Chapoy o para Origel donde informaras al público que vieron a fulanita de tal con fulanito de tal y quieres confirmar si “andan” o no.

  19. Por cierto, chidisima la reunion del Jueves.

  20. wenperla said,

    Cazador: ¡Bienvenidoooooo! =) =) =)

  21. E V A said,

    por piedad, que clausuren este blog!

  22. latamoderna said,

    Señorita…

    Está en la famosa crisis de los 23-25… oh, no… mejor digo, 10-80.
    Jejeje…

    Bueno, para escribir no necesitas ser filólogo, para ejercer el periodismo no necesitas ser periodista. R.K. era historiador…

    Algo que no nos enseñan en las aulas y que deberían… es que también la industria televisiva, periodística y editorial son eso, industria = negocios.

    Campbell es uno de los editores independientes más famosos de la historia de la industria editorial independiente, right? Pero eso no signfica no quisiera vivir de lo que hacía. Esa es la diferencia: se puede realmente vivir de lo que queremos y creemos… pero tenemos que hacerlo nosotros. ¿Los otros? Tienen sus prioridades. Tal vez sea hacer lana… ¿y? ¿están mal por eso? Yo no lo sé… Lo que sí sé es que creas y trabajes por ello; pero tampoco satanices a los otros que lo hacen de otra forma. Mejor aún, aprende lo que debes o tienes que aprender, disfrútalo y ve todo lo que NO QUIERES para ti.

    Paso a paso… y si no te gusta ejercer el periodismo… so what?!

  23. isteri said,

    Mmm, no sé, me da la impresión de que sobrevaloras la escritura y el ejercicio periodístico. Los ves como dos labores “encumbradas” casi dignas de dioses, y nada más alejado de eso que la literatura y el periodismo. Ambas son chambas talacheras distanciadas de toda vanidad o buen gusto. Hayq ue perderles el respeto para propiciar la cercanía.

  24. Barbara said,

    mmm… es la primea vez que pongo un comentario en tu blog (creo), y quiza no tenga mucha relevancia… pero hay algo que quiero decirte: no dejes de escribir…
    por favor, jajaja! nunca pensé que llegaría a decir esto
    me acostumbré a leer tu blog, y ya tiene un buen que no pones algo snif, snif…

  25. Robert said,

    Wendolín.
    El voto unanime es que sigas escribiendo, eres una oasis en la lectura que no debe extinguirse.

    Robert.

  26. Falcon said,

    Ya viste lo de caza de letras, tal vez te interese

  27. Hola wen.

    No te pongas así, yo me decepcione de ciertos grupos de astrónomos, que tienen muy cerrado su grupo o circulo. Y eso me ha hecho estudiar mas en algo que creía como hobby, se que no viviré de la astronomía, es un hobby, pero su actitud de esas personas, me hizo ver que es difícil. Una pregunta que realice me respondieron diciéndome casi casi “idiota”. Mejor estudio por mi cuenta y confirmo con otros grupos lo que he aprendido, claro hay grupos de astrónomos en México que si ayudan y no se desesperan.

    Siempre me salgo del tema…

    Yo seria tu amante, pero no soy para una noticia de 8 columnas. Pero si para un periódico exclusivo. (tengo exclusiva).

    Se que saldrás adelante, tengo muy bien guardado el libro autografiado por ti. Por que se que seras muy importante. Saliste en el universal, y en otras revistas que aquí haz hecho mención.

    Saludos, cuídate mucho. Y espero leerte muy pronto.

  28. Rax said,

    Aló. Brincando de blog en blog (hacía mucho que no me dedicaba a este tipo de brincos) caí acá por primera vez -aunque ya me lo habían recomendando…

    A Karina: ¿diferencia en corto entre periodista y comunicólogo? El periodista hace periodismo y el comunicólogo se mete a hacer guiones de tele, locución de radio y mil cositas más (en los peores casos, manejar un taxi, vender droga, etcétera). Ah, pero… espera… los periodistas también lo hacen… tons no sé cuál es la diferencia 😀

    [Ah, yo también estudié eso, por cierto… y también me desanimo con cierta frecuencia…]

  29. r.h.g. said,

    En protesta por la falta de posts y a manera de abogado del diablo, comparto una frase de Oscar Wilde:

    “But what is the difference between literature and journalism?

    Journalism is unreadable and literature is not read. That is all.”

  30. Hola, Wendolin, te escribo simplemente porque me encanta tu blog. Es eso. También porque me encantaron “Corazón tan blanco” y “Risa en la oscuridad”. Y porque detesté a José Agustín y en particular “La tumba”, “Ciudades desiertas” y “De perfil”. Tampoco creo que hacerle la vida de cuadritos a nuestros padres sea muy “cool”.

    Te digo todo esto porque me he sentido cercano a tus intereses e inquietudes y porque me parece fenomenal que sostengas este blog excelente. Te felicito de la manera más calurosa. Yo intento hacer algo parecido. En mi blog publico algunos cuentos, varios escritos referentes a literatura y ciencias sociales (soy profesor en la Universidad de por acá) y algunas reseñas. Me encantaría que me visitaras ahí.

    En fin, te felicito de nuevo y con una exhortación a que continúes con este gran trabajo, me despido.

    Un abrazo desde Mexicali, Baja California.

  31. Adriana said,

    Wen!!! Perdón por no darme una vuelta a este rincón de la web desde hace tiempo. Entiendo tu frustración, no hay día en que no me ponga a pensar lo que daría si pudiese cambiar el contenido de noticieros, programas, etc por algo que de verdad marque una diferencia, por mínima que sea, en el público. Sacrificar un poco del famoso rating, por crear un público de mayor y mejor razonamiento, que nos exija mejores contenidos, que se queje, que hable, que demande… pero no podemos decir que no nos lo advirtieron. Trato de ser optimista como tú y aunque a veces fallo en el intento, recuerdo el sentimiento que me dejó Kapuscinski en “Los cínicos…” y que me hizo pensar “efectivamente, no me equivoqué de carrera”. Creo que tenemos las armas para cambiar todas esos vicios que se ven en este medio actualmente, será tardado y tal vez nuestro impacto sea menor del que queremos, pero no hay que perder ese interés, esa hambre y esa motivación.
    PS: y para hacerte recordar momentos más agradables: recuerda por qué María Elena no le gustaba que la grabáramos “camino como barco”, o la luz en la clase que amenazaba a dejar ciego a alguien, las infinitas enseñanzas de PAC, la entrevista al portero de tu casa en Periodismo Especializado!!!!!!! jajajajaja

  32. Óscar said,

    y aunque es cierto la voracidad capitalista de las editoriales transnacionales, también existen editoriales independientes que dan cabida a los que no la tienen en aquellas (no tanto como se quisiera), y sin duda está el internet donde todos podemos publicar, yo me dispongo a hacerlo pero no por no haber sido aceptado, sino por convicción y economía.
    yo no soy periodista, ni estudios formales tengo de hecho, pero al leer tu texto me acordé de una entrevista que le hice a Campbell hace unos 4 años más o menos (aunque casi es monólogo), pero en esa sola entrevista le aprendí mucho y de alguna manera me influyó en mi postura sobre el idioma español y la influencia que ha tenido la lengua inglesa en él, y además casi sin sopechalo, afecta lo más profundo de muesta forma de ser, nuestra cultura. la entrevista la hice para una revista que hicimos con una amiga, que sólo vio a la luz un número, y el segundo se quedó en diseño nomás, era: Polvo.
    saludos.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: