12 mayo 2008

Puesta en escena de un novelón

Posted in para incultos cultivables a 12:29 PM por wenperla


 corazon-tan-blanco1

No tengo el libro a la mano, así que apelaré a mi memoria muy mala ella, para qué negarlo.

Primer escenario

gun

Un buen día, quién sabe cómo, Él se entera de que la primera esposa de su padre, la hermana de su madre, se suicida al volver de su luna de miel. Se abrió el pecho, se buscó el corazón, se dio un tiro. Nadie supo nunca por qué. 

Segundo escenario

infidelidad

Él está en su luna de miel, en La Habana. A raíz de la verdad que le fue develada, tiene un presentimiento terrible. Está en la zona de riesgo. Está en el momento propenso para la tragedia. Entonces, Él y Ella presencian una discusión entre un español y su amante cubana.

Mátala

¿No hago suficiente dejándola morir poco a poco?

Mátala y sé mío. O me mato yo.

Evento coyuntural que pone muchas cartas sobre la mesa: la infidelidad, el chantaje, el engaño, el sexo, la moral corrompida de forma consuetudinaria. ¿Ellos? Sólo testigos.

Tercer escenario

onu

Regreso a Madrid. Ella decide dedicarse a su casa. A su casa de los dos, válgame la barbaridad. Ya no son dos, son uno. Él, intérprete y traductor de las Naciones Unidas igual que ella, pero ella lo ha dejado. Sus viajes: Ginebra, Nueva York.

En Nueva York su amiga, también intérprete de la ONU, practica el deporte de las citas a ciegas. Por correspondencia. Se manda fotos, videos. Se escribe cartas. Se siente sola. Un tipo nuevo, un español. Un hjo de puta. Su nombre: Arena Visible. Un video del torso nunca del rostro: “discúlpame, trabajo en una arena visible. Necesito verte, desnuda. Tus tetas, tu coño. ¿Que cojeas? ¿Qué tanto? Necesito verte. Caminar. Todo. Si no te interesa, déjalo. Pero a mí no me verás sino hasta que yo te vea antes”.

Él, cómplice de su amiga. La graba en video.

Temas expuestos: la vida de los intérpretes y los traductores, los congresos, el mundo intelectual, las farsas y las poses. La necesidad de que todo se traduzca, sin importar si lo que se traduce es o no relevante. Luego: la soledad, las relaciones a ciegas, el sexo por placer, la ‘emoción’ adolescente, la inestabilidad emocional, la manipulación, la permisividad, el misterio, la mentira, la incertidumbre, la complicidad.

¿Les suena familiar? ¿Ciber-relaciones, acaso? ¿Facebook? ¿Hi5? ¿Chat? ¿Messenger? ¿Webcam?

Cuarto escenario

suicide

Madrid. Las dudas que laceran, la incertidumbre que carcome. La búsqueda de la verdad. La vida de Ranz, su padre el único nombre que recuerdo, está circunscrita por el misterio. No quiere saber, pero no soporta no saber. Entonces, sabe: la primera mujer de Ranz no fue su tía, aquella que se suicidara, no. Antes hubo otra. ¿Por qué se suicidó la segunda? ¿Quién fue la primera?

No sé si contarles el final, mejor voten. ¿Quieren leerla y que no les arruine yo el final, o se los cuento de una vez? De todas formas, recordemos que Marías es un escritor del cómo, no del qué. Así que a pesar de todos los qués aquí expuestos, que suficiente razón son para leerlo, el cómo es lo más exquisito. Contarles el final no arruinaría la historia.

Se acaba Corazón tan blanco. La vida sigue, y este blog también.

18 comentarios »

  1. Rubas said,

    No, no lo cuentes.

    Se ve interesante.

    También tiene elementos de Crimen Perfecto, la película esta con Michael Douglas y Gwyneth Plathrow. Ya decía que era demasiado buena… Dudo que la trama tenga algo que ver, pero los personajes me suenan.

  2. Ro Beto Ven said,

    Wendolín:

    Pienso que aunque cuentes el final, de todos modos no afectara la lectura y ya la estoy leyendo, y con razón reguntabas acerca de contar un secreto bien escondido.

    Robert.

  3. Oscar said,

    se ve muy interesante el libro, pero sigo con mi pregunta… a que hora lees tanto!

  4. como siempre, mi querida wen, ¡¡¡me has contagiado las ganas por leer otro libro!!!!…. es increible tu capacidad de sintesís… ya me intrigaste….

    saludos!

  5. wenperla said,

    Oigan, qué lectores tan pasivos y tan poco curiosos son ¿eh? Si yo fuera lectora y no quien escribió el post, ya hubiera EXIGIDO que me contaran el final!!!!!!!!!!!!!!!!! Qué estrés!!!!!!

  6. Falcon said,

    Pues yo si te lo voy a pedir Wen, anda cuéntame el final no seas mala, no me quiero quedar con la incertidumbre de saber que paso

  7. cuenta me el final que mis dias han terminado y mi paresa me ha ganado, pero veras que este 15 de mayo yo te regalo un dia pensado en tu blog, que haz creado y del cual yo he aprendido a leer y no discriminar a autores que ya tengo mi reservas de 4 libros y este de Javier Marias no lo encuentro.

    Maestra Feliz dia del Maestro.

    Yo tengo un libro autografiado por Wen y ese si que no lo vendo ni lo presto, pues me ha gustado mucho el libro y mas que fue escrito en México.

    como influye México en los escritores.

  8. desde el Pacífico said,

    Ups, lo estás contando caaaasi todo

  9. wenperla said,

    Ya sé lo que haremos. Esto es opcional. Estarán advertidos:

    ***ESTA SECCIÓN CONTIENE ELEMENTOS DE LA TRAMA Y DEL DESENLACE***

    (Están a tiempo de irse AHORA si NO quieren saber el final.)

    Ranz tuvo dos mujeres antes de aquella que fuera la madre de su hijo, la madre de Él. Su segunda mujer se suicidó y la primera murió antes de que se suicidara la primera. Éstos eran sus secretos. No los qués (cómo evitar que la gente se entere de un suicidio, de un deceso), sino los porqués. Ya vemos, entonces, que hay secretos de muchos tipos. Yo no sé de secretos, pues no tengo ninguno, pero a ojo de buen cubero me queda claro que hay secretos que giran en torno al qué, al porqué, al cómo y al cuándo. ¿O me equivoco?

    La verdad sale a la luz. Aquí la tienen:

    ***ÚLTIMA OPORTUNIDAD PARA CERRAR ESTO SI NO QUIEREN SABER EL FINAL***

    La segunda esposa de Ranz se suicidó cuando Ranz le confesara que, para poder estar con ella, había masacrado a su primera esposa. Ojo, que no ‘matado’, dije ‘masacrado’. Asesinó a una para estar con la otra. Lo que no sabía es que confesándolo ‘asesinaría’ también a la segunda.

    ***

    ¿Kiubo? ¿Cómo les quedó el ojo? Por supuesto que es para darse un tiro. ¿Que qué haría yo??? Awww… Miren, si me caso con alguno de ustedes, mejor no me cuenten estas cosas… jajaja.

  10. Lear said,

    Bueno, bueno, no leí ni el post ni los comentarios porque resulta que Corazón tan blanco es la que sigue en mi lista. Y aunque ya sé que contar un libro no es igual que leerlo (menos con Marías), me aguanto las ganas para regresar a este post cuando la acabe, aunque primero hay que empezarla.

  11. Ro Beto Ven said,

    Wen eres muy afortunada de no tener aún secretos, y todos los demás jovenes, ellos por ser posibles candidatos.

    A traves del transcurso de mi vida, mentiras, verdades a medias, traiciones, sean convertido en secretos que no comparto, porqué forman parte de mi existencia y creo que al pasar tiempo a todos ustedes, jovenes les sucedera lo mismo.

    Excelente libro, como todos los que has recomendado Wendolín

    Robert.

  12. Robert said,

    Wendolín:

    Dices que no tienes secretos, pero recordando una de las novelas de Laura Restrepo que mencionaste, “Delirio” acudí a bsucar y encontre en la contraportada lo siguiente:

    “Todos los secretos están guardados en un mismo cajón, el cajón de los secretos, y sí desvelas uno, corres el riesgo de que pase lo mismo con los demás.”

    Creo que te fascinan los secretos.

  13. sabina said,

    No importa si te cuentan el final, me parece que cuando compartes TU experiencia de lectura enriqueces las ideas del autor, pero aún así para persona, el libro es siempre nuevo, leer es una de los enigmas mejor cifrados y ninguna reseña por buena que sea, revelal todos sus secretos.

  14. Falcon said,

    WOw Wen que final, la verdad muy inesperado o al menos yo no esperaba algo así.

  15. Guapa,

    Hoy que le agregue Corazón tan blanco, la pila de libros no leídos que se mantiene en equilibrio precario sobre mi buró (gracias siempre por hacerla crecer) podría al fin desplomarse sobre mi cabeza y asfixiarme en la noche. Sería una muerte dulce.

    Gracias también por compartir tu corazón tan blanco. Otros lo tenemos tan negro que sí traficamos secretos. Pero esque, ¿qué es un buen armario sin esqueletos?

  16. […] Y esta historia te la cuenta un niño de 9 años. Te lleva de la mano en el plano de la inocencia, de la ingenuidad, de la pureza. Y a la luz de esta postura tierna e infantil es imposible mantenernos al margen de la historia: se pierde la objetividad, se reacciona con el corazón. Las atrocidades de los adultos muchas veces nos hacen dudar de que ellos mismos hayan sido niños y hayan tenido un alma tan pura (o un corazón tan blanco). […]

  17. […] entonces, es que el libro me decepcionó. No todo lo que desfila por aquí puede ser tan bueno como Corazón tan blanco, La maravillosa vida breve de Óscar Wao o los Versos de vida y muerte. También hallamos cosas […]

  18. […] haya entre su obra piezas que superen su Mañana en la batalla piensa en mí ni, mucho menos, su Corazón tan blanco. En el primer caso, una mujer, casada y madre de un niño pequeño, muere inesperadamente al lado […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: