30 enero 2008

Maestrazo

Posted in para incultos cultivables a 2:27 PM por wenperla


A mitad de uno de esos trámites administrativos que tanta emoción me producen, me topé con el Manual del perfecto ateo, de Rius. En parte por la coyuntura tan aburrida en la que me hallaba, otro poco por curiosidad. Pero, sobre todo, siguiendo los consejos de alguien que virtualmente se ha ganado mi cariño, mi admiración y mi confianza, me aventuré a la lectura.

Qué gran decisión.

Hablando de la biografía de dios (así, con minúsculas) nos topamos con esta ingeniosa introducción:

rius

Es la primera vez en mi vida que el tiempo de espera para un trámite administrativo se me hace corto. Cómo me he reído.

Y, por si fuera poco, también se aprende. Y mucho. Trataré de tropezarme más seguido con Rius y sus ocurrencias. Es una lástima (quién sabe a qué obedezca) que haya tantas erratas ortográficas, pero en fin… ya lo saben, cosas de correctores. De cualquier modo, las erratas son lo de menos. Es grande.

8 comentarios »

  1. Malefico said,

    Vecina shula!!!! has descubierto a un grande……. Rius es la neta del planeta, por acá hay un vecino parcelero que hasta lo conoce!!!
    A mí me encantaba desde bien chavito, siempre hacía rabiar a mis tías con fundamentos copiados de los libros de Rius. JAJAJA, como lo gozaba.
    Besos y abrazos desde el desierto.
    Maléfico

    http://eleden.ciudaddeblogs.com

  2. Rubas said,

    Rius es muy spático, muy buen dibujante, excelente “diseñador” (*) de libros.

    Pero **Tomatazos pa’l Rubas** es también un intolerante y muchos de sus argumentos son falacias descaradas.

    (El y yo fuimos seminaristas salesianos. Obvio que no en el mismo tiempo)

    (*) Lo de diseñador: Arma sus libros con sus monos, los monos ajenos y textos con un inconfundible y excelente gusto.

  3. Jolie said,

    yo siempre rius gratamente con Rius.
    y si.. le aviento tomates a rubas por lo que dijo de rius y por abandonarme

  4. Ése libro lo leí cuando iba a la prepa, después lo quemé y me dí de latigazos, pegué mis parpados y me puse a ver todas las películas eclesiásticas posibles, leí de nuevo la biblia y odié a los humanos por pecadores…

    Si ñor.

  5. Raúl Ramírez said,

    Un clásico de prepa, de universidad, de la calle, de donde te lo encuentes, la verdad. Ironía e ireverencia son parte de su sello.

    Como en cualquier texto (pensando —y sin tomates de por medio— en lo que dice Rubas), haces preguntas, comparas, revisas tus dogmas, tus posibles respuestas, cruzas toda la información, regresas (a ti mismo, principalmente) y… sacas alguna suerte de conclusión.

    No recuerdo mucho este título de Rius pero (a propósito del ateismo y los que profesamos esta fe) me hizo recordar otros “manuales perfectos” sobre el mismo asunto.

    RRR

  6. Falcon said,

    Si Rius es un gran caricaturista pero he de decir que prefiero a Jis y Trino creadores del Santos, La Tetona Mendoza y demás personajes tan pintorescos.

    Aveces la caricatura es menospreciada, algo así como una obra menor, lo mismo que le sucede a la comedia en el cine, cuando en realidad a mi modo de ver, es más difícil hacer reír que hacer llorar, ojala se re valorara mucho más este tipo de expresión.

  7. Karina said,

    Ah don Rius, me ayudó a comprender qué es la filosofía, así como la revolución cubana, el movimiento feministas y el inexplicable origen del SIDA.

    Gracias por la referencia muñeca.

    Te mando un gran abrazo (oye ya estoy casi puesta para el curso con la Martha Díaz).

  8. Guapa,

    Eres una dama. Muchas gracias.

    Otro buen libro, que seguramente apreciarás, es “Porqué no soy cristiano”, de Bertrand Russell. Cuando lo estaba leyendo, hace ya algunos inviernos, lo dejaba sobre mi buró, y todos los días sin excepción llegaba a encontrármelo en el mismo mueble pero boca abajo y castigado en la esquina. Supongo que la señora de la limpieza pensaba que eran cosas del diablo.

    Y ya en estas, un día estaba en casa de un viejo lobo de colmillo retorcido, uno de mis antimentores. La señora del servicio, de religión expresamente cristiana, de alguna de esas sectas estrictas en su práctica, lavaba trastes mientras nosotros bebíamos en la mesa. De pronto preguntó, “Jezabel, ¿tú crees en el diablo?” “Pues sí, señor, yo creo que sí existe.” Y le dijo, con cara harto seria, “Claro que existe, Jezabel. Soy yo.”

    Jajajaja.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: