6 diciembre 2007

Ni tanto que queme al santo…

Posted in para incultos cultivables a 1:52 AM por wenperla


¡Ni tanto que no lo alumbre!!!

Me quejo y me quejo y me quejo de las novelas largas. Que Lolita me pareció demasiado extensa. Que no comienzo Rayuela porque sólo Dios sabe cuánto tiempo vaya yo a tardarme leyéndola. Que A sangre fría es la prolongación del terror por un periodo que para mí parece ser demasiado. En fin, se han elogiado aquí los escritos breves de más de un autor, y en repetidas ocasiones he externado lo satisfactorio que a mí me resulta leer algo que no por breve poco enriquecedor (como los materiales promocionales, por ejemplo).

Bueno. Pues hoy ya estaba yo lista para ir a dar la vuelta y que me cancelan. Entonces me entraron ganas de ir al cine y que me lanzo. La cartelera no satisfizo mis necesidades y decidí consentirme un poquitín: me fui a El Sótano.

Y ya estando ahí, ufff. Qué les cuento. Pues láncense, porque Anagrama y Siruela tienen el 35% de descuento… ¡Es muchísimo! Así entonces, mientras me daba a la tarea de localizar esos dos libros a los que desde hacía tanto tiempo les traía tantísimas ganas, de pronto me topo con las Obras completas de Augusto Monterroso. “Ah… ¡“El dinosaurio”! A ver…”, y me eché un clavadito en el libro (lo leí todititito, y sin querer… ustedes dirán).

Augusto Monterroso sí ostenta una brevedad por la que como lectores hemos de estar profundamente agradecidos; no obstante, no me había dado cuenta de que mientras más breve… más complejo. Leer a este escritor demanda del lector mucho más de lo que se requiere para adentrarse en los textos convencionales.

“El dinosaurio” es el cuento más breve de la literatura en español (y cómo no, caray… una sola palabra menos y a mí esto ya me parece una burla). No sólo fue Monterroso el padre de la microficción (me parece que así tuvieron a bien llamarle al género), sino que fue un gran maestro de palíndromos*.

¿Cuál es mi opinión respecto a la prosa de Monterroso? Bueno… buen escritor, con muchísimo oficio, que alude en todo momento a nociones de cultura universal que, desde luego, no forman parte del acervo de todos sus lectores. No obstante, tampoco entiendo por qué tanto revuelo por una línea: “y cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”. Éste fue su texto más famoso y el primero con el que se dio a conocer internacionalmente.

¿Ajá? Miren que es un caso único. Yo cada tercer día vierto aquí líneas y líneas y líneas… estoy de acuerdo en que no hablo de dinosaurios, pero si a alguna de mis frases la hago cuento, dudo mucho que me reconozcan internacionalmente, ¿o sí?

Ya para concluir, les dejo un par de palíndromos interesantes:

¿Acaso hubo búhos acá?, de Juan Filloy.
 

Átale, demoniaco Caín, o me delata, de Julio Cortázar.
 

Allí por la tropa portado, traído a ese paraje de maniobras, una tipa como capitán usar boina me dejara, pese a odiar toda tropa por tal ropilla, de Luis Torrent.

Ahora, no es como que los palíndromos aporten tanto a nuestras vidas, ¿o sí? ¿Qué les parece Monterroso? Si no lo han leído, aquí pueden echarle un buen vistazo a varios de sus textos.

*Palabras o frases que se leen igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda.

20 comentarios »

  1. Chosty said,

    Lo conocí gracias al Chidoguán. Me dio mucha curiosidad cuando lo leí porque no tenía idea de que era.

  2. wenperla said,

    Oh sí, démosle su crédito a Chidoguán.

  3. calvin krime said,

    Yo me sé un buen palíndromo.

    El gol más bello de Hugo Sánchez se lo hizo al Logroñés (Señor gol).

    Un abrazo y gracias por el tip de la barata.

  4. davidescribe said,

    el precio de los libros en el sótano que ponen a los clientes es el de lista y de ahi bajan el 35%. Es un truco porque ese descuento lo dan casi todas las librerias.
    gandhi no pone el descuento pero si te fijas en el precio final del mismo libro es alrededor del 38 o 40%

    No hay lugar más barato para comprar libros nuevos que en gandhi

    Por si las dudas si algún día compras una buena cantidad de libros, como unos 1000 pesos pues a mi me dan ese 35% más un 20% extra…cuando quieras wen…

  5. Malefico said,

    Reina de la Blogósfera:
    No me gusta Monterroso, quizá lo intenté muy joven, pero se me hizo medio de hueva.. (jitomatazos por favor)
    Me encanta la frase “ir a dar la vuelta”……… te la puedo robar?
    Hoy voy a ir a “dar la vuelta” con Lady
    JAJAJAJAJAJA
    Suena poca madre, me dan ganas de que me amarren para “sacarme a dar la vuelta”.
    Besos y abrazos desde el desierto
    Manuel

    http://eleden.ciudaddeblogs.com/

  6. No me gusta este carnal, y por loq se hio famoso cone l cuento del dino es pq en tan pocas palabras junto todos los elementos estructurales de un cuento… pero d eso a q sea así como bueno… lo dudo.

    Vamos, te invito a q disfrutes la kilometrica exageración de los novelistas, eso dará oportunidad de fragmentar las aventuras y disfrutarlas, de a poco, un saludo y nso leemos

  7. Raúl Ramírez said,

    Hola…
    Monterroso, Arreola, Torri, entre tantos otros, que han practicado la brevededad, la prosa poética y la minificción con gran maestría porque “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

    ATEO POETA es el últmo palindromo que traigo en la cabeza (será porque soy ateo y porque la poesía “es una arma cargada de fururo”, como diría G. Celaya).

    Los descuentos, los libros… ¡En México los descuentos de libros no existen! (mucho menos en establecimintos como Gandhi y El Sótano); pura simulación, precio inflado y carteles multicolores, todo acompañado con pizcas de marketing. Si el D.F. aglutina el 40% de todas las librerias del territorio mexicano (Tabasco y Chiapas apenas llegan a una decena), seguido por Guadalajara y Monterrey, el panorama no es muy halagador. Si a eso le agregamos que los libros en el D.F. tienen algo así como denominación de origen (al sur de la ciudad) y para muchos cientos de miles (yo incluido), hacer un viaje al pais de los libros requiere trayectos de una hora o más, algo anda mal. Si cuando se habla de puntos de venta y libros lo único que me viene a la cabeza es Gandhi y El sótano, algo ya no marcha bien en este país. Demasiada información para este post, pero hay una ley de fomento del libro y la lectura detenida y “observada” por el entonces agraciado presidente Fox que permitiría reactivar la industria editorial en territorio nacional, generando más libros, estableciendo un precio fijo de cada ejemplar idependientemente si éste se encuentra en Tijuana o Chiapas y, lo más importante, más librerías desparramadas por doquier compitiendo por calidad y no por descuentos!
    Gabriel Zaid lo explica con su ya habitual elocuencia demoledora:
    http://www.letraslibres.com/index.php?art=11684
    http://www.letraslibres.com/index.php?art=11300
    http://www.letraslibres.com/index.php?art=11334
    http://www.letraslibres.com/index.php?art=10633

    Guadalajara tiene una red de librerías llamada Gonvill y algo que siempre me ha sorprendido estando por allá —aparte de la excelsa amabilidad que destilan los tapatios a la hora de atenderte— es la nula presencia de Ghandi y El Sótano. En la FIL el stand del primero estaba muy desangelado y el segundo no tenía nada de informacion del libro que yo requeria.

    RRR.

  8. Marqués de Carabas said,

    Cuantas veces no nos hemos encontrado un libro del cual te enamoras y deseas compartir con el mundo a gritos, y Wen tiene el foro perfecto para hacerlo lo cual me parece sumamente envidiable.

    “El Dinosaurio” wow. Algún día cumpliré mi sueño de poder escribir un cuento en forma y justamente “El Dinosaurio” es el ideal de brevedad y elegancia que si bien no es a lo que aspiro, habla de calidad muy por encima de cantidad.

    Y la moraleja de este post es que la mejor forma de terminar con un bloqueo de lectura, es justamente un libro apasionante.

    Gracias mil por la alegría Wen.

  9. Síntesis said,

    Es bueno no solo por decir tantas cosas con tan pocas palabras, tenía un gran sentido del humor, pero sobretodo motivaba el ingenio y la curiosidad.

  10. Falcon said,

    Justamente conocí los textos de Monterroso por su cuento mas famoso, si el del Dinosaurio, a mi también se me haca un tanto raro que se haya echo tan famoso por una frase o como él mismo lo llama, micro ficción.

    Los palíndromos también me gustan mucho, por que me impresiona la pericia que tienen con el lenguaje quienes los escribe, ya que no es nada fácil lograr que una frase puede leerse indistintamente de izquierda a derecha y que diga lo mismo. Uno de mis favoritos también es de Cortázar:

    Salta lenin el Atlas

  11. wenperla said,

    CHOSTY: ¿Y sabes? La versión del Chidoguán quedó mejor.

    CALVIN: Oh, yo pensaba que eras muy gruñón y así. Es la primera vez que me mandas un abrazo, estoy conmovida!!!

    DAVIDESCRIBE: Te lo digo en serio. Esta propuesta que me haces tú es, por mucho, la propuesta más HERMOSA que me han hecho jamás (ja, ya sé qué piensan: “qué pocas propuestas le han hecho a ésta”, jajaja). ¿Me prestarías tantito de tu descuento???? Woooooo!!!! Pues muchísimas gracias, ahorraré!!! Sí quiero, sí quiero!!! (¿No será mucho abuso???)

    MALÉFICO: ¿Verdad que sí??? Me rayé, jajaja. Pero eso de ir <em>a dar la vuelta</em> es re-común!!! Qué allá en el edén no lo utilizan??? Uy!!! Pues qué chafa!!! Y entonces… ¿cómo dicen??? ¿Cómo te fue con Lady???

    MUERTO DESCONOCIDO: “El dinosaurio” tiene todos los elementos estructurales de un cuento??? Oh. Entonces tendremos que dedicarle un post a “los elementos estructurales del cuento”, porque nomás no lo puedo entender.
    Acepto tu invitación. Voy a dejar de refunfuñar y leeré más.

    RAÚL: Me encantó tu palíndromo. Y no sólo tienes mucho de ateo… tienes todo de poeta.
    Eres una persona informadísima respecto a la situación de la industria editorial en el país, siempre me sorprendes.
    Aun conscientes de lo que aquí escribes, también hemos de ser sensatos y reconocer que cuando se vive en una ciudad como la nuestra, y se vive a un ritmo como el nuestro, es difícil no sucumbir a la practicidad y la oferta que tanto El Sótano como Gandhi nos ofrecen.
    Un abrazo fuerte.

    MARQUÉS: Ni cuenta me había dado, pero tienes razón. De hecho, ya me voy a seguir. Dejaré <em>A sangre fría</em> en <em>stand by</em> por un tiempecito más. Leer a Monterroso me abrió el apetito literario, como que Capote me lo detuvo. Gracias a ti como siempre!!!

    SÍNTESIS: Ajá. Ese ingenio que tiene es extraordinario. Basta leer un par de cuentos suyos para percatarnos.

    FALCON: Yo pensaba que los palíndromos eran inútiles hasta ahora que te leo. Tienes razón, el palíndromo por sí no nos dice nada… pero cuánto nos dice de aquel que lo escribe… Cuánta agilidad mental se requiere para escribir uno de éstos!!! Un abrazo!

  12. Chosty said,

    jaja el querido Chidoguán…

    No viene al caso pero te mando besitos Wen🙂

  13. Rubas said,

    “Y al despertar, el tequila seguía allí”
    de mi cuate Fraga

    Aún le queda jugo por sacar a una frase tan corta(La de Monterroso , no la de Fraga, claro), es una foto diminuta, sepia y desgastada encontrada en una teinda de antigüedades. Es la imágen que se graba al pasar por la puerta abierta de una casa interesante.

    Sí, la brevedad es grandiosa y (para mí) la capacidad de extenderse, envidiable.

    Saludos Wen

    (¿Y si hacemos una lista de libros colectiva para obtener el descuento extendido?)

  14. lear said,

    Creo que Monterroso es tristemente célebre por su dinosaurio: en general, todo esto que llaman minificción me parece miniliteratura. No es lo mismo esto del dinosaurio como (por ahí alguien lo mencionó), los cuentos breves de Torri. Claro, el dinosaurio está bonito, puede y que hasta dé risa, pero yo le he leído cosas mucho mejores, por ejemplo, uno que se llama justamente “Obras completas”. Sus fábulas también me gustan (hay una edición muy bonita en el FCE). De las librerías, concuerdo: los descuentos son una mofa. Lo cierto, y ya de lo perdido lo que aparezca, es que el Sotano da, en promedio, unos cuatro pesos más baratos los libros que GAndhi.

  15. sabina said,

    Esta anécdota me la robé de alguien, por eso no lo cito.
    ‘En el consulado de México en NY, le preguntaron a la esposa del cónsul, que esa noche recibía a Monterroso como invitado especial del área de cultura o algo así:
    —Y usted señora, ¿ha leído algo de este ilustre escritor?
    — Oh, yes, yes!, su novela del dinosaurio
    — Ah si, ¿Y qué le pareció? —
    —Oh no podría decirlou, no lo terminé.

    Por cierto ¿te llamó Eva?

  16. gammada said,

    Asumido como el inculto que soy, debo confesar que el autor en cuestión y sus obras, jamás habían cruzado por la atmósfera de mis sentidos. Trate de informarme un poco visitando el enlace amablemente ofrecido pero desafortunadamente están remodelando; ¡con ello básicamente me han cerrado la puerta en la nariz!

    Mas tarde, prometo escarbar con mayor empeño en el mundo de los bits para ver si me rescato de la ignominia.

    Raúl Ramírez: ¿No te parece una utopía pensar que una ley lograría modificar la situación que describes?

    Dejemos de un lado el hecho de que vivimos en el país de la impunidad institucional y de los grandes monopolios. Lo contundente es que vivimos en una economía de mercado, en donde, desde el punto de vista de los negocios, no tiene ningún sentido tener más librerías ‘desparramadas’ a lo largo y ancho del país cuando el dinero se concentra en uno solo: el Distrito Federal.

    Acotando mi afirmación, la capital genero en 2004 el 22.8% del PIB –ultimo censo económico disponible-; por contraparte sumados el Estado de México, Nuevo León, y Jalisco -2º, 3er y 4to lugar respectivamente- apenas y sobrepasaban esa cifra –más/menos 2 puntos porcentuales-.

    Legislar en torno a precios fijos no va a obligar a grandes empresas como Gandhi o Sótano a establecerse en, digamos, Matehuala por simple decreto. Tampoco hará de pequeñas librerías locales negocios con viabilidad.

    Esto no quiere decir que yo este de acuerdo con el panorama actual, pero las reglas del juego son esas.

    Por cierto, el panorama a futuro no es muy halagador si atendemos a ese rumor que dice que aproximadamente el 50% de Gandhi pasara en breve, a ser parte del extenso patrimonio del monopolio Slim.

    Wen: Se que difícilmente te paseas por la sección de libros de diseño del Sótano, pero encontré una joyita que estoy seguro te encantara: Compendio para alfabetos –Sistemática de la Escritura de Karl Gerstner. Entre otras muchas cosas contiene una disertación sobre el lenguaje y la escritura que hará una delicia de los minutos que inviertas leyéndole.

    Por otro lado, si tienes tarjeta de cliente frecuente en Sótano te consolara saber que por cada compra que realices, el 3% te será retribuido en un monedero electrónico. Haz tus cuentas: para cuando lleves $10K, ¡tendrás para comprar al menos un libro!🙂

    Bueno, al menos el día de tu cumpleaños tendrás 10% de descuento.

  17. Raúl Ramírez said,

    Respuesta a Gammada: Más que en utopias, me gusta pensar en realidades tangibles y sobre todo en las “posibilidades” que la literatura ofrece todos los días. Las reglas del mercado son claras pero creo que siempre es “saludable” plantearse otros caminos y pensar —¿por qué no?—en una ciudad (no sólo el D.F.) repleta de librerías, con verbenas (no sólo decembrinas) librescas repartidas por todos lados, como en este ejemplo: http://www.lanochedeloslibros.com/ediciones/2007/archivos/descarga.php?nombre=nota_de_prensa.pdf

    No estoy pensando en el paraiso de los libros sobre la tierra pero una ley como la que está en marcha puede destrabar un poco las cosas y romper esa làpida centralista con respecto al centro del país que venimos cargando desde hace muchos años. Mientras aqui los legisladores están pensando en su ya acostumbrado aguinaldo navideño, los paises que ya adoptaron el precio fijo han visto un repunte comprobado en lo que se refiere al mundo editorial y particularmente en el ámbito de las librerias. http://www.fil.com.mx/prensa/pren_mbol.asp?id=666
    No sé, creo entonces que siempre estaré a contracorriente —en hábitos literarios-compra-intercambio-de-libros— si la idea es hacer del país un enorme Sanborn’s.

    Wen: Comprendo tu punto; ya habíamos intercambiado impresiones y la verdad yo a Gandhi y a El Sótane les he comprado muchas cosas, en serio, pero al salir de casa, levantar la mirada y darme cuenta que alrededor no aparece nada parecido a una librería, la frustración y la tristeza comienzan a reptar un poco en mis adentros, es todo.
    Un abrazo y nos seguimos leyendo. Me encanta tu blog, ya lo sabes.

  18. Oye Sabina, sabías q esa anecdota fue el ridículo público de Sari Bermúdez la anterior directora del CONACULTA pobre mujer, fue el hazmereír de toda la tropa durante un bueeeeeen rato

  19. Anayansy said,

    Wen:
    Estuve durante un par de meses en la Escuela de Escritores de la SOGEM en Torreón, Coahuila. Ahí quien fue mi maestro de Reseña, el escritor Jaime Muñoz Vargas, es un gran admirador de Monterroso. Te comento esto porque Jaime Muñoz nunca llamó al género creado por el autor de El dinosaurio como “microficción”, sino, como “microrelatos”; y, en otros escritos lo he visto comentado así: como microrelato. Sin embargo, habré de checar el dato para salir las dos de dudas.
    Saludos norteños.

  20. […] que Tito Monterroso tiene […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: