4 diciembre 2007

Sugestión

Posted in vicisitudes a 3:28 AM por wenperla


mido

Bien. Éste podrá parecer un post tonto pero no lo es. No es un post literario, es más bien un post de los estragos que la literatura está causando en mi vida. Seré breve. Ahí les va.

Yo leo antes de dormir, todos los días, un ratito. Dejo el libro cuando se me cierran los ojos, no antes. Hoy me hallo ante un dilema.

Comencé A sangre fría hace una semana. Todo iba muy bien: las descripciones de Holcomb, las de los miembros de la familia Clutter, exquisitas todas. Leo antes de dormir, ¿recuerdan? Bueno. Hace como cuatro días llegué a LA parte. Ya saben, la parte aquella donde los asesinan… a sangre fría.

Ahora sí, repito: leo antes de dormir. Sigue el libro en mi buró. El punto es que me cuesta trabajo retomarlo porque me he sugestionado ya bastante. Y lo veo ahí, y se me antoja, y le tengo miedo a las pesadillas, y además duermo sola =:::(

 Así que… ¿qué tengo que hacer para terminar este libro? ¿Cambiar mis hábitos de lectura y leer en las mañanas (les adelanto: imposible)? ¿Claudicar y ponerme a leer Un jardín tan dentro de mí? ¿Reconocer que soy miedosa e ir al psicólogo para vencer mis miedos? ¿Darme un baño de lechuga para dormir profundamente independientemente de lo que haya leído antes? ¿Me retiro de la literatura (sin siquiera haber incursionado en ella, ja) y me dedico a la física cuántica? ¿Debo reconocer que soy tan fresa como todas las niñas fresas que no muy bien me caen y hacer algo al respecto? ¿Unirme a los optimistas para vencer mis miedos?

No sé si lo sepan, pero no puedo hacer lecturas paralelas. No soy de los que leen varios libros al mismo tiempo. Uno a la vez. Como llevo cuatro días estancada con esta lectura acudo a ustedes y les pido sugerencias. Si no hago algo al respecto me cierran este changarro por no actualizar.

Gracias.

21 comentarios »

  1. calvin krime said,

    Lee A sangre fría más temprano o primero ve la película Capote. Que trata de la historia de como se escribio esa novela. Pero no te recomiendo que la abandones.

    O bien, puedes pasar al diván del doctor krime en mi blog.

  2. Gerson said,

    Yo te sugiero que dejes pendiente el libro, en standby como dirían los gringos, que te leas unos dos o tres libros para después retomarlo. Creo que te dará tiempo para tomar un poquito de valor y enfrentar el libro.

    Yo soy re asqueado: recuerdo cuando mi ex el de Horacio Quiroga, que era su favorito. No aguanté los cuentos, mucho menos el mentado de “la gallina degollada” y lo dejé. También es sano abandonarlo: es pérdida de tiempo y, en tu caso, tópico para escribir en el blog.

    Saludos y ojalá tu decisión te haga avanzar. =)

  3. Hola Wen
    Yo antes leia como presionado, (lee tantos libros a la semana) pero no podia comprenderlos todos o digerirlos. tu lee a tu ritmo, a veces el cerebro necesita una descanso para asimilar lo que se ha leido, puede causar estres y tu ni en cuenta. no podras rendir como rendias antes y destanderas algunas cosas.

    Yo no dejaba de estudar informatica, soñaba pesadillas y cosas que me provocaron insomnio. Yo leo en un lugar iluminado, con aire fresco y abierto, asi me sieno mejor, cuando me siento cansado cierro el libro y a dormir. ahi tengo 1 libro que no le podido terminar, pero lo leo poco a poco mientras voy leyendo los que aqui mencionan. no siento que estoy dejando libro a medias y menos intento leer 2 al mismo tiempo. En las historias de terror o sugestion, en lo personal lo leo por que el libro esta provocando en mi lo que el autor quiere.

    a veces el cerebro necesita vacaciones, se revela con pesadillas y con antojos.

    cuidate Wen, tu toma tu ritmo. (no como mi papa el lee 4 libros al mismo tiempo) y no me despierta la curiosidad de igualar su ritmo o ganarle.

    Nos leeremos pronto.

  4. carmen_rosa said,

    Si es porque le cogiste mania, dejalo y ya está, no hay que perder tiempo habiendo otros libros maravillosos, si es un ataque de mieditis..cogete un chupito o dos de tequila pa coger temple y al ataque, echale valor !
    Suerte de todas formas.

  5. ceyusa said,

    Yo opino lo contrario: termínalo, continúa, ¡qué importan las pesadillas! sólo duran una noche… malo cuando duran toda una vida.

    A veces uno se debe de asquear, como cuando se lee a Sade; a veces uno debe perder la fe en la vida, como cuando se lee a Satre. Todo sea bajo la premisa de Homo sum et nihil humani a mi alienum. Sin embargo, lo mejor de todo, es levantarse y seguir adelante con mayor entusiasmo.

  6. Chilosa said,

    Ups!!!! … lo importante es superar el miedo al libro a esas páginas tenebrosas … tarde o temprano tendrás que terminarlo … o no ????
    tal vez lo que puedes hacer es no leer hasta que se cierren los ojos … date el chance de leer unas cuantas páginas … y luego escucha algo de música para relajarte hasta que venga Morfeo.

    No sé es mi humilde opinión.

    Saludos.

  7. Malefico said,

    Mmmmhhhh, yo digo que te busques un libro de cuentos cortos que te gusten un montón.
    Lees el libro de terror y ya cuando vayas a dormirte te echas un cuentito corto para “limpiar” el subconsciente…..
    Besos y abrazos desde el desierto
    Maléfico

    http://eleden.ciudaddeblogs.com/

  8. Raúl Ramírez said,

    Hola, Wen. Ya estamos de regreso.
    En hábitos de lectura hay tantas posibilidades como imaginarios y soy de la idea que no existen “recetas” a la hora de enfrentar un texto. Las maneras de leer de cada persona son algo intransferible y es así como cada quien llega a la “lectura” de forma muchas veces misteriosa y fortuita.

    Yo soy muy desordenado, no tengo hora y leo muchas cosas a la vez, haciendo lecturas extrínsecas (libros a la luz de otros libros) de todo lo que me gusta; salto capítulos cuando el libro lo admite y demasiadas veces no he terminado un libro, ya sea porque que en ese momento no me gustó o porque el texto —y esto es más probable— no era “para mí” en ese espacio-tiempo determinado.

    Por un un lado, demasiada apología con respecto al acto de leer —raza de lectores a fulltime (Cortázar)— en la cual caemos todos y, por otro, las maneras y modales que cargamos en la cabeza cuando de libros se trata, afectan sobremanera la percepción que adquirimos con respecto a la literatura.
    Hasta dondé yo sé, en este blog (y en la vida fuera de la red) nadie pone calificaciones, puntos o estrellitas en la frente por libro terminado-ya quedó-al que sigue y yo creo, Wen, que tienes todo el derecho de parar en seco lo que estás leyendo (por las razones que quieras, que, al fin y al cabo, son las tuyas) y abordarlo después, si fuera el caso. “El leer, así como el amar, no acepta el imperativo” (Pennac dixit) y si Capote te ha provocado algo que te impide continuar, pues…

    Para terminar y referente a los derechos del lector(1), una suerte de decálogo:

    1) El derecho a no leer.
    2) El derecho a saltarse páginas.
    3) El derecho a no terminar un libro.
    4) El derecho a releer.
    5) El derecho a leer cualquier cosa
    6) El derecho al bovarismo. *
    7) El derecho a leer en cualquier parte.
    8) El derecho a picotear.
    9) El derecho a leer en voz alta.
    10)El derecho a callarnos.

    —————————
    *”Bovarismo”, enfermedad textualmente transmisible. El bovarismo es, a grandes rasgos, “esa satisfacción inmediata y exclusiva de nuestras sensaciones: la imaginación se inflama, los nervios vibran, el corazón se acelera, la adrenalina salta, la identificación opera en todas direcciones, y el cerebro confunde (por un momento) el gato de lo cotidiano con la liebre de lo novelesco….”

    ********************
    (1) Daniel Pennac, Como una novela, México: SEP, 2000.

  9. gammada said,

    La mejor -tal ves la única- manera de perderle el miedo a algo es enfrentarlo.

    Adéntrate en tu cabeza y trata de especificar que hay en esos textos que te provoca tanta ansiedad. Hace tan solo un par de post, dijiste que no tenías miedo de morir –algo relacionado con la tranquilidad de conciencia-, de manera que, si se sostiene esa premisa, nos queda la violencia y la sangre-. ¡Claro! a simple vista.

    Pero recuerda que los miedos no siempre son tan claros y muchas veces se disfrazan de otras cosas. Por ende, tendrás que rascarle un poquito para ver que es lo que en realidad te molesta del asunto. Una vez que definas al culpable de esos miedos, entonces te quedan tres caminos: enfrentarlo, aprender a vivir con el hecho o –el menos deseable- bloquearlo y/o ignorarlo.

    Durante muchos años yo tuve una pesadilla recurrente: en diversas situaciones, lugares y tiempos soñaba que caía de lugares muy altos y justo antes de impactarme contra el piso, despertaba completamente alarmado.

    Toda mi infancia y adolescencia sufrí de vértigo –aunque no un caso tan extremo, pues disfrutaba de saltar desde el techo de mi casa y de trepar árboles en compañía de mis amigos-. Sin embargo, si era de esos que no se atrevía a asomarse por un vació a menos que una distancia de por lo menos un metro me separara del precipicio.

    En mi juventud y por azares del destino, tuve un idilio con los helicópteros y esto me hizo perderle el miedo a las alturas de manera gradual. A medida que esto se daba, fueron desapareciendo las pesadillas. Pero como dije antes, los miedos no son lo que parecen y años mas tarde la pesadilla se volvió realidad. El rotor de cola de un helicóptero en el que viajaba se desprendió en pleno vuelo, haciéndonos entrar primero en auto-rotación y después en caída a poco más de 1,500 pies de altura.

    En esta ocasión, el abrupto despertar fue sustituido por un gran impacto y algunas consecuencias físicas. Empero, mientras todo sucedía en una especie de cámara lenta, nunca tuve miedo de que la pesadilla llegara a su trágico final: ¡que yo no volviera a despertar jamás!

    Pasados algunos meses, las pesadillas regresaron, solo que esta vez, ya no interrumpía mi sueño antes de impactarme. Ahora mi mente lograba ubicarme dentro de una falacia, trayéndome sano y salvo a una especie de conciencia adormilada.

    No fue sino hasta algunos años mas tarde que descubrí –nuevamente dentro de alguna de estas pesadillas- que el verdadero miedo que mi mente representaba de manera inconsciente con una fatídica caída, tenia que ver en realidad con mi temor a no cumplir con ciertas expectativas que tendrían como consecuencia ultima el fracaso –perfectamente representado con una caída… ¡Bingo!-.

    Una vez asumido y enfrentado, este miedo con forma de pesadilla, nunca mas ha vuelto a regresar.
    Por último, la única actividad con capacidad de alterar tu estado de animo que te recomiendo realizar antes de dormir es hacer el amor. Fuera de eso, cualquier cosa que excite tu mente de cualquier manera, tendrá sus repercusiones en tu descanso. Esto no lo digo yo, esta demostrado en estudios.

  10. Miriam said,

    Vos sabés que yo tengo la manía de ponerme a leer cuando me despierto luego de una pesadilla??? Ojo, que ese sería también otro buen hábito para que leas más, eh???

    Besos, y ponete a leer Rayuela que yo ya casi termino con Crimen y castigo!!!!

  11. Rubas said,

    Duerma acompañada… Candidatos no han de faltar

    **Por razones de prisa el Rubas huye con la promesa de terminar de leer los comments y descubrir si alguien ya había hecho esa clase de propuestas a Wedonlín**

  12. Falcon said,

    Pues yo si te recomiendo que trates de hacer lecturas paralelas, yo voy leyendo a la par dos o tres libros, esto sirve para desintoxicarte un poco de las historias como esta que te esta causado estragos.

    Empieza otro libro que no tenga nada que ver con asesinatos, algo mas fantasioso quizás o alguna novela mas romántica, y después de una semana o dos retomas A Sangre Fría aun que no hayas terminado el otro y avanza lentamente si es necesario en ese libro y poco a poco llegara el momento en que lo termines.

    Aun que también cabe aclarar que no es manda, si de plano hay un libro que no te gusta no hay por que terminar de leerlo. Son pocos los libros que abandone y deje a la mitad pero es por que en verdad no me gustaron y no le vi necesidad en continuar perdiendo el tiempo mientras podía leer otras maravillas que seguro estarían esperando a ser leídas.

  13. Latamoderna said,

    Mmmm… no te preocupes… piensa solamente que eso no te va a pasar. Dale un besito a tu oso de peluche (o perro o almohada extra), abrázalo y ya está. AH, no, verdad? jajaja.

    Lee a horas decentes y ya. Pero igual, si te asusta mucho, te perseguirá a cualquier hora, mejor piensa que eso nunca te pasará.

  14. gabriel said,

    no te quiero decir lo que me sucedió con aurelia de nerval: me lo chuté en una noche, forzando mi sueño. poco menos que comerme un ajo y tirarme a dormir. poco más que los números que dicta el recaptcha.

    recomiendo: mantén el mismo ritmo. sabes que se trata de sueños y que despertarás medio desquiciada –y quizá definitivamente!–, pero de ahí no pasas. y bueno: capote, tus lectores, tu escritura y tu psicoanalista te lo agradecerán. o no.

  15. wenperla said,

    Esto sí que se ha puesto bueno. No sé si han fijado, yo apenas me percaté, pero este blog en una semana se convirtió en el cajón de los miedos de Wendolín, jajaja. No supe ni cómo ni por qué, supongo que esto del cambio de casa provoca en mí más reacciones de las que yo percibo.

    Bueno, a ver, hay varias cosas que quisiera decir respecto a todo lo que aquí han escrito:

    1. Órale!!! Ya me recomendaron hasta hacer el amor antes de dormir para tener un mejor descanso, ¿ven nomás qué enriquecedores son los blogs? Nunca lo esperé, fue una grata sorpresa, jajaja. Lo tomaré en cuenta… y ya no digo más (estoy IM-PO-SI-BLE. Muy desencantada, no es momento para hablar de amor, soy un monstruo. Prometo ponerme las pilas el próximo año, jajaja).

    2. También es verdad que hay de miedos a miedos, ¿no? Claro: los temores tienen que enfrentarse para vencerse, no hay de otra; si no lo hacemos así, no crecemos. Pero depende, pues. Por ejemplo: esto en cuanto a los miedos que permiten entrever cierto sabotaje por parte de nuestro inconsciente; miedos que no nos permiten realizarnos plenamente: ¿que qué se me ocurre para ejemplificarlo? Bueno, no sé, se me ocurren: el miedo a estar solo/a, el miedo a viajar, el miedo a equivocarnos, el miedo a destacar, el miedo a hablar en público, en fin… qué sé yo. No obstante, cuando hablamos de otro tipo de miedos, no me parece que sea para tanto; por ejemplo: me dan PAVOR los juegos mecánicos, ¿no? ¿Qué importa si nunca jamás me subo a uno? No creo que esto afecte mi vida en lo absoluto, para nada. ¿Para qué enfrentar un miedo como éste si no tiene ningún caso???

    3. Cuando leo A sangre fría no pienso nunca que eso pueda pasarme a mí. Es que todo me lo imagino, y mi imaginación me persigue a todas partes. Y cierro los ojos y ahí están los Clutter, masacrados, y no puedo sentirme tranquila. Qué sé yo, cosas de niños, quizás.

    Bueno. A fin de cuentas me voy a rifar. Lo voy a leer. No sé cuándo pueda terminarlo porque prácticamente estoy cambiándome de ciudad y esto de las mudanzas es re-complejo. Pero les agradezco mucho que se hayan detenido por aquí a contarme a qué le tienen miedo y cómo creen que deba yo solucionar el problema que me aqueja.

    Muchos muchos besos a todos y gracias por sus comentarios!!! Me han puesto a pensar!!!

  16. La signora said,

    Las historias de los comentarios…obligatorio leerlos como el mismo post.

    ¿Nunca jamás? ¡Interesante!

    Saludos Wendolín Perla.

  17. Totalmente, cambia tus hábitos; más cuando se trata de lectura de terror, lee en sábado en la mañana así tienes todo el día para digerirlo

  18. niña de los ojos preciosos…

    parte del encanto de leer es sentir, ya sea amor, miedo, terror… podríamos decir que ese libro lo ha logrado de las mil maravillas contigo…
    y pues deja que los libros te lleven, yo hay temporadas en las que deboro libros y otras en las que con uno puedo tardarme más de un mes— y no te preocupes por hablar siempre de libros que ya has leído, pues existen muchisimos temas que van de la mano con el mundo literario, o por qué no, hablarnos un poquito más de ti, que habemos varios interesados en el tema…

    cuidate mucho, y si te sirve, recuerda que en México nadie querrá asesinarte a menos que seas cantante grupera, y no es el caso ¿¿¿¿verdad?????

    saludos!

  19. Sol said,

    Mira, que no había visto este Blog… muy bueno si me lo permites decir… no he podido leer todos los posts porque son un friego no? pero este en especial me pareció interesante… sobre todo porque las pesadillas son un tema muy vinculado a la literatura porque es como pensar si fue primero el huevo o la gallina.
    Pero bueno, yo no te voy a dar recomendaciones, porque a mi tampoco me gustan las pesadillas, de hecho, yo no acostumbro recordar mis sueños… y la mayoría de las veces que logro acordarme de ellos es cuando tengo pesadillas y lo primero que hago es abrir los ojos y abrazar mi almohada para saber que sigo en la misma cama.
    Pero bueno, al fin y al cabo son sueños, son parte del terreno donde hay todo tipo de posibilidades y, efectivamente se generan a partir de imaginaciones, una de las fuerzas más poderosas del alma, así que cuando tengas oportunidad, comienza por imaginarte aquello que has estado leyendo y luego ponte a crear… utiliza toda esa fuerza para crear…
    Así que me despido, te mando un gran saludo y los mejores deseos para este año que comienza.

  20. […] Desfilan en el libro Truman Capote, el padre de la novela periodística —¿cómo olvidar A sangre fría?—; Ryszard Kapuscinski, el mejor periodista de todos los tiempos —luego de haberlo leído, […]

  21. […] o de mi incultura), vengo a contarles algo. Hay libros que no podemos leer. Porque nos aburren, porque nos dan miedo, porque no los entendemos… en fin. Yo creo que los libros, como las parejas, deben llegar a […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: