27 noviembre 2007

De ángeles y apariciones

Posted in para incultos cultivables a 4:08 AM por wenperla


Soy una más de esas personas que creen en Dios sin profesar religión alguna. No tengo nada interesante que aportar al acervo de los argumentos religiosos o antireligiosos que deambulan por nuestro imaginario colectivo.

Papá decía que los seres humanos creemos en Dios porque NECESITAMOS creer en algo: “yo no sé si exista o no hija, pero sin Él o sin la idea de Él la humanidad se desmorona”. Papá nunca se equivocaba; al menos para mí, también en esto tenía razón.

¿Qué decir de toda la parafernalia que envuelve a cada una de las religiones que existen en el mundo? Yo no sé mucho de religiones, he de confesarlo, pero de que hay mucho show lo hay.

¿Qué hay de los santos? ¿De los masallás? ¿De los ángeles? ¿Del purgatorio (ya lo sacaron del mapa, ¿no?)? ¿Del Juicio Final? ¿Del pecado? ¿Del celibato?

No creo en nada de esto. Al menos no como el catolicismo lo marca. Sí creo en los santos (mi mamá es una, seguro). También creo en los ángeles (mi papá y mi abuela, sin duda). Hasta que lo abolieron entendí qué era el limbo. De los masallás no entiendo nada. La palabra “pecado” deberían eliminarla del diccionario: ¿”pecado”? ¿Qué pretenden con algo así? Del “celibato” mejor ni hablar…

No importa aquí explicarles cuál es mi postura religiosa (ja, “no importa”, pero ya se las expliqué todita, jajaja). De lo que quiero que se percaten es de que soy una persona más bien escéptica, no hay comunión ni confirmación que me respalden (o sea que si me hubiera muerto antes de que tuvieran a bien suprimir el purgatorio, allá hubiera ido derechito a parar…), y difícilmente creo en algo que no pueda ver.

Pero, ¿saben? No creo en lo que no puedo ver, pero daría mi vida por lo que puedo imaginar. Y esto es justamente de lo que vengo a hablarles. Quiero que deshabiliten en su mente todos los prejuicios que por lo general acompañan a las primeras aproximaciones, y que se acerquen a este libro con la mente abierta.

Qué importa si Dulce compañía es a primera vista un libro “femenino” o “cursi”. Les puedo platicar a grandes rasgos lo que también encontrarán en la contraportada, así no me siento mal por contarles la trama.

Una reportera de una revista de frivolidades es enviada a un poblado rural a cubrir la supuesta aparición de un ángel. Ella no cree en estas cosas. No obstante, al hallarse frente al supuesto ángel, su alma se estremece a un grado tal que se convertirá éste el eje en torno al cual a partir de entonces girará su vida.

¿Qué importa si el ángel de Galilea es ángel o no? ¿Qué importan sus muchos seguidores o sus muchísimos detractores? ¿Qué importa si quizá se trate de un esquizofrénico con epilepsia al que pretenden “curar” en una clínica de rehabilitación psiquiátrica?

Lo que importa en este libro son las apariciones del ángel. Créanme. Lo tengo aquí, en la mente, conmigo. Será quizás que nunca había temblado de emoción al leer pasajes como los que Laura Restrepo describe en este libro.

Sí, está escrito en primera persona. En femenino. ¿Y qué? Pocos escritores contemporáneos escriben como Laura Restrepo, y no es la primera vez que lo digo. Cada palabra es un deleite extraordinario. Cada verbo está conjugado en el tiempo preciso. Cada preposición está perfectamente colocada. Cada conjunción se halla en medio de dos ideas que se necesitan.

No, no creo en los ángeles, ni en los profetas. Al menos no como los pinta la iglesia. Creo en seres sobrenaturales, sí que los hay: Carlos Slim, por ejemplo… ese hombre no puede ser uno de nosotros.

Creo en los artífices de la palabra, en los hacedores de ficciones que escriben cosas como las que escribe Laura Restrepo. Creo en las ficciones inverosímiles, como ésta, que valen la pena vivirse en la imaginación.

Últimamente hablamos mucho aquí de cine y literatura. Nunca había leído un libro que me remitiera tan fuertemente a una imagen que inevitablemente quisiera trasladar a una pantalla de televisión. Y a pesar de las ganas que me dan de ver la película, creo que si la grabaran no la vería. Nada en este mundo, ni siquiera en la dimensión cinematográfica, podrá compararse jamás con la majestuosidad y la belleza exorbitante del ángel de Galilea, al que sólo pudo crear una mente tan extraordinaria e igualmente única como la de Laura Restrepo.

Tiemblo de recordar al ángel. Y ya sé que no fue ni ángel ni profeta. Ni esquizofrénico tampoco. Fue tan sólo protagonista de una de las demostraciones prosísticas más hermosas que haya yo leído jamás.

Seguro pensarán que trabajo para Laura Restrepo… ¡ojalá!!! No, de verdad que no. Es que la admiro y la respeto. No sólo por su trabajo, que siempre es un deleite espiritual y literario. Es una mujer súper dulce y súper sencilla: así es como puede uno reconocer a los grandes.

No sean prejuiciosos. Dense la oportunidad de leer algo que no forma parte de su cotidianeidad. Háganlo como un reto, quizás les funcione. Yo, por ejemplo, ya comencé A sangre fría, a sabiendas de la sugestionada marca Acme que sé que me voy a acomodar jajaja.

19 comentarios »

  1. Hola Wen.
    He leído sobre ángeles y demonios, y en el transcurso de mi vida.
    y no sabría que explicación darte, no creo en el ser supremo, el creador de todo, pero por cosas que me han pasado creo en los ángeles.

    He tomado cursos para leer mas rápido, no tanto como 250 paginas en 20 minutos pero si 1 libro en 2 días. no se si sera rápido pero me siento bien al leer a ese ritmo cuando terminaba 1 libro en 1 semana.

    Es buen libro, por lo que te hace sentir aun después de cerrarlo, recomendable.

    Saludos, buscare el libro. solo que no cuentes el final.

  2. Miriam said,

    Anotando en mi lista de pendientes…

    He leído muchos libros sobre cosas sobrenaturales (como ángeles). Es algo que me apasiona. Y sí, soy creyente. Católica, según constan las fotos de mi bautismo y luego comunión y confirmación. Si bien tengo mis diferencias con la Iglesia Católica, creo en Dios, los santos, la virgen, los ángeles, los milagros…

    En algún momento creímos en Santa Claus, los Reyes magos, el ratón de los dientes… tu papá tiene razón, necesitamos creer en algo. Quizás porque así nos estimulan la imaginación.

    Un beso, Wen. Estos últimos días ando con las luces apagadas en los comentarios. Será fin de año u otra cosa???

  3. lear said,

    No he leído aún el de Restrepo, pero recuerdo un libro sobre cosas sobrenaturales, se llamaba Cañitas…, del que, por cierto, también hay película. Qué tétrico.

  4. ceyusa said,

    He leído un par de libros de Restrepo y me han gustado mucho (Delirio y la Isla de la pasión). El ritmo que pone en la lectura me parece fenomenal, y creo que es una de las mejores exponentes de las letras latinoamericanas actuales, además de o es muy fecunda, o tenía mucho material sin publicar antes de que Alfaguara la expusiera ante el gran público.

  5. Latamoderna said,

    Qué lindo post.

    Quiero leerlo **Lata anota en su lista de Navidad, pobre Santa, tiene que ahorrar una fortuna**

    Ah, A Sangre Fría… muy diferente a este de los angelitos… una sobadita al corazón antes de comenzar a leerlo, para que te acuerdes que los seres humanos también tenemos un lado bueno.

    Te recomiendo que veas una película que se llama “Millions”, te vas a morir de risa. Está linda, es infantil. La venden en Walmart a 36 pesos. Digo, hablando de Santos y demás.

    Un abrazo.

  6. Greta Uribe said,

    Delirio me encantó, y mi mamá está leyendo éste. Ya que se apure para que me lo preste.

  7. Rubas said,

    Creo que la comparación (o paralelización, o lo que haya sido) de Cañitas y Angeles y Demonios de la señora Restrepo le acaba de provocar a más de uno aquí un retortijón, y a la citada Señora un ataque cardiaco.

    Me permito invitar a los incultos que visitan esta blog a ver mi opinión del pecado

    http://rubasflores.spaces.live.com/blog/cns!D40546410D57ACAE!289.entry

  8. Marqués de Carabas said,

    Nos hemos peleado tanto contra los auto proclamados representantes de Dios (o de los dioses) en la tierra que se nos olvida de repente que espiritualidad y religión no son la misma cosa.

    Fuera de la realidad o falsedad de un modo especifico de vivir la espiritualidad el punto clave es el cuerpo de creencias de cada uno. O carencia de, que también me parece muy respetable.

    Orar, cantar, bailar, pintar, meditar, ayunar, estudiar, escribir, drogarse, fornicar o leer, (sobre todo leer) me parecen formas viables y validas de entrar en contacto con lo sagrado, sea lo que esto signifique para cada uno.

    Gracias a Dios por la diversidad.

    Y gracias mil por el eclecticismo Wen.

  9. miss pinky said,

    amo a laurita, no sabía de este libro, pero no me lo pierdo por nada.
    besoootototoes

  10. Falcon said,

    De Laura Restrepo he leído la novela Delirio que por cierto me gusto bastante, y con tu recomendación la verdad que si se antoja leerlo, yo tampoco profeso ninguna religión, me considero agnóstico y tampoco creo en los ángeles pero como bien lo dices so no impide que los pueda ver vivida mente en mi imaginación, es lo bello de la literatura poder crear mundos, personajes y entes que en la vida real no podrían existir.

  11. hola wen,

    yo leí Dulce Compañia hace como dos años. no sé ni como di con su descripción en internet y dos días después ya estaba buscandolo en la librería. tienes muchisima razón, lo que más vale del libro es su asombrosa capacidad descriptiva tanto del ángel como de los escenarios humildes pero llenos de misticismo que laura nos pinta con una facilidad grandiosa.

    a mi estos temas siempre me han llamado la atención, y esta novela no me defraudo y aunque siento que la historia se cae un poco a la mitad de la narración y quedan muchos cabos sueltos, Laura logra recomponerla para darle un buen final…

    yo también la recomiendo.

    yo también la recomiendo

  12. Lux said,

    Tu reseña y la manera en que te refieres a Laura Restrepo es un gran incentivo para leerlo.

  13. Chilosa said,

    Muchas gracias Wen … creo que este libro será incluido en mi lista que le haré llegar a Santa, aunque parece que mis cartas las estoy enviando a la dirección equivocada, porque las últimas navidades como que aún no le atina a lo que le pido … pero bueeeenooo, dicen que la Esperanza y la Ilusión es lo que nos mantiene vivo … a que no ???.

    Besos.

  14. Erk Diaz said,

    Querida Wen:

    mmm religión, si que has elegido un tema controversial, yo en realidad no soy muy adicto a estos temas, pero esta bien por ti lo haré je je je trataré de abrir mi mente y leer sin prejuicios aun que debo de serte honesto, tengo un tanto (mucho, mejor dicho) de morbo por saber como se describe al ángel, además que la historia suena suculenta.

    Definitivamente entra en mi lista de deberes.

    Un saludo enorme

  15. wenperla said,

    CEYUSA: Estoy completamente de acuerdo contigo. Es fenomenal. A mí sólo me falta La Isla de la Pasión, y luego tendremos que conseguir lo que tenga publicado en otras editoriales. Ah, por cierto, parecerá una tontería, pero el cuidado editorial de Delirio es excepcional, como el de todos los premios Alfaguara.

    GRETA: ¿Verdad que sí? Les digo que tiene puros librazazazos!!!

    LEAR/RUBAS: A mí eso de Cañitas me suena pero no sé a ciencia cierta qué sea. ¿Qué es???

    MARQUÉS: Esto está terriblemente fuera de contexto, pero en serio tengo un crush con tu amabilidad jajaja. Gracias a ti!

    GABRIEL: ¿Ésas eran las opiniones encontradas que tenías respecto al libro??? ¿Que se cae a la mitad??? A mí me parece que empieza con muchísima fuerza, ciertamente difícil de sostener por tanto tiempo a lo largo de toda la historia. Buena observación.

    ERK: Te juro que no te decepcionará. Esas descripciones del ángel son INCREÍBLES. Conmovedoras. Impactantes. Wow.

    A los que no les respondo los leo, sólo que no dejan cabos sueltos. Eso sí, MIRI, ya te extrañábamos por acá!!!

  16. gammada said,

    De antemano quiero dejar bien claro que respeto tu opinión y que lo siguiente que escribiré no es otra cosa que un aporta más al tópico.

    Yo considero que uno de los principales problemas que tenemos como especie, es esa endemoniada fijación con las cosas omnipotentes y omnipresentes que solemos representar como deidades, en la mayoría de los casos, o filosofías, dogmas, religiones y demás en tantos otros.

    La fe y sus otras muchas denominaciones no son otra cosa que una artificial capa protectora que pretende aislarnos de nuestros propios miedos a todo aquello que no entendemos, ese miedo –asumido o no- al hecho de que solo somos pasajeros temporales en este viaje, o a ese sentimiento que nos deja el saber cuan ínfima parte representamos dentro del universo.

    Quizá si nos replanteáramos nuestras vidas sin destinos o misiones ‘divinas’ o si dejáramos de creernos parte de un sistema inteligente donde todo ya esta de una u otra forma definido, nos daríamos cuenta de que somos capaces de muchísimo mas y de que perdemos mucho el tiempo volteando hacia arriba en busca de respuestas y soluciones que solo podremos encontrar si nos atrevemos a ver –de verdad- dentro de nosotros mismos.

    Al final del día, no podemos ignorar el hecho de que esas creencias sobre seres supranaturales –a lo largo de la historia y en todas sus culturas-, solo han estado allí para infundirnos miedos; para acotar los límites de hasta donde podemos llegar y para permitir a un puñado de gentes hacer y deshacer con todo el resto.

    El miedo es, ha sido y será siempre la forma más efectiva de control y manipulación. Es por esto que más bien creo que al empeñarnos en creer nos estamos desmoronando y no a la inversa.

    De cualquier modo, el punto del post es el libro de Restrepo –del que te iba a preguntar en el café, pero que dada la conversión olvide hacerlo-.

    Sobra decir que no he tenido el placer de leerle, aunque por tu descripción parece que es algo que tendré que hacer pronto. Creo compartir tu visión de las cosas en el sentido de que los libros solo son una guía que después nuestro libre albedrío –transformado en imaginación- decide como emplear o desechar. Dicho esto, a mi no me estorba el hecho de que trate sobre entes que considero solo viven en el imaginario de algunas personas.

    Bien dices que nos acerquemos a el sin prejuicios, pues cuando lo hacemos así, siempre tendremos mas oportunidad de aprender. Ójala y me logre transmitir las sensaciones que logro llevar a ti.

    Dos cosas finales: ¿Por qué dices que el libro es femenino o cursi a primera vista?

    Por otro lado, si alguna vez te animas a llevar esas emociones al entorno visual, no dudes en contactarme. Me gustaría asumir un reto como el presentas aquí.

  17. wenperla said,

    GAMMADA: El libro es femenino y cursi a primera vista. Porque se llama Dulce compañía y trata de una periodista que se enamora de un ángel. A mí sigue pareciéndome que, desgraciadamente, esta sociedad está plagada de prejuicios que impedirían, entre otras cosas, que un hombre se diera la oportunidad de leer una obra maestra como ésta.
    Qué bueno que tú sí te animarás😀

  18. gammada said,

    Mas que animarme, ¡lo acabo de comprar!

    No te prometo leerlo pronto pues todavia tengo un par de libros –Manana en la batalla piensa en mi por ejemplo- que leer antes que este. Pero a mas tardar a finales de Enero debe estarle llegando su turno.

    Por cierto, estuve en la FIL de Guadalajara y vengo ¡extasiado!

  19. Relatos said,

    Todo lo que he leído en este artículo, me parece muy interesante. Tienes una forma muy dinámica de escribir.
    Creo en los ángeles, en las energías y, por supuesto, en el amor. No he leído el libro que mencionas, pero, seguramente lo haré.

    Saludos,
    Mariana

    Gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: