28 julio 2007

De regreso al infierno que nos creó…

Posted in en fila pa' la "categorización" a 7:33 PM por wenperla


 senzasangue_wide.jpg

“Entonces pensó que, por mucho que la vida sea incomprensible, probablemente la atravesamos con el único deseo de regresar al infierno que nos creó, y de habitar en el mismo junto a quien, en una ocasión, nos salvó de aquel infierno.”

No sé si ya les había dicho que los libros de Alessandro Baricco son como un suspiro. Tan sólo eso: un clímax sostenido desde el principio hasta el final, donde es imposible despegar los ojos del papel hasta que se termina; y cuando se termina, al menos yo, sólo pido más.

La verdad es que nunca he pretendido hacer reseñas de los libros que leo. Tampoco ha sido mi intención desarrollar un análisis literario de cada uno de ellos [¡¿Quién soy yo para hacer “análisis literarios”?!], ni mucho menos tratar de esbozar interpretaciones respecto a lo que los autores quisieron darnos a entender.

No. La neta es que todos esos “análisis literarios” siempre dejan mucho que desear, y además yo no soy autoridad ninguna en el tema. Vengo a contarles qué me llama la atención de un libro, por qué me parece que tienen o no algo que aportar; pero, sobre todo, qué fibras remueve en mí cada una de estas lecturas de modo tal que puedan aprehender algo a través de mis ojos… con un poquito de suerte luego decidirán ir ustedes mismos a hacerse del libro y leerlo de principio a fin.

Para hablar de Sin sangre sí me veo en la necesidad de contarles un poco respecto a la trama. Una niña es testigo de la forma en que asesinan a su padre y a su hermano a quemarropa. Muchos, muchísimos años después, ella misma se da a la tarea de vengarse de aquellos que tantos años antes protagonizaron el episodio más sangriento y traumático de su vida. ¿Y qué es la venganza?

“… Usted mataba por venganza, todos matabais por venganza, no hay que avergonzarse de ello, es la única medicina que existe contra el dolor, lo único que se ha encontrado para no volverse loco, es la droga con la que nos hacen capaces de luchar…”

En comparación con Seda, quizás no el mejor de los libros de Baricco, pero definitivamente el más conocido, Sin sangre me pareció muchísimo mejor. Ambos coinciden en lo sorpresivo de sus finales, en la brevedad y concisión de su relato, en lo intempestuoso e impredecible de las historias, en la perfección de su discurrimiento literario.

Pero Sin sangre prescinde de planteamiento, de desarrollo, y de desenlace. Sin sangre se “limita” a ser un clímax sostenido, a tenernos siempre al filo de las palpitaciones, a identificarnos y avergonzarnos por la repugnancia que nos producen los sentimientos y las conductas humanas.

Sin sangre es una historia en la que intervienen, entre otros, los temas siguientes:

  • La guerra
  • El amor
  • La venganza
  • La niñez
  • El complot
  • La vejez

Y todo esto, en tan sólo 106 páginas que no dejan de sorprendernos un solo instante. Independientemente de lo que entendamos nosotros por “venganza”, aquella que enmarca las últimas páginas es la venganza más impredecible y reveladora de todas.

Uno de los aspectos que me cautivó especialmente es la noción de que “los niños tienen un talento particular para olvidar”.  Cuando nuestra niñez está circunscrita por episodios muy dolorosos, nuestro mecanismo de defensa opta por desvanecerlos; o, ¿hay alguien que se jacte de estar exento? Yo misma estoy perfectamente consciente de mi historia personal, pero hay varios episodios que soy incapaz de reconstruir.

El mensaje al final es, pues, que por alguna extraña razón que nadie sabe explicar pero que todos comprendemos, los seres humanos tendemos a refugiarnos en aquellos instantes que nos remiten a los episodios más dolorosos de nuestras vidas. Como si aquello que en algún momento nos inflingiera tanto miedo y tanta desesperanza, pudiera al final de camino conducirnos hacia la paz y la certidumbre.

[Y a todo esto, yo digo lo mismo de siempre: ¿por qué no leer una historia como éstas de vez en cuando en vez de ver la televisión o salir a ver qué ligamos? Ja, esto va para ustedes ¿eh? Yo mejor debiera de dejar de leer de vez en cuando y salir a ligar con más frecuencia jajaja.]

12 comentarios »

  1. Miriam said,

    Primero: creo que cada uno “lee” un libro de forma diferente. Cada uno tiene su punto de vista respecto de lo que le deja el escritor. Y probablemente en diferentes momentos de nuestras vidas, un libro puede tener un sabor diferente. Eso nos demuestra que somos seres únicos. Es probable sí que un par coincidan en opinión. Aunque no sé si tienen exactamente la misma opinión. La diversidad es lo que le da a la vida otro sentido.

    Segundo: me impactó eso de que “los niños tienen un talento particular para olvidar?. No sé si se le puede llamar talento. Con tantos años de terapia uno a eso lo llama trauma de la niñez, ja!. Sí, uno olvida cosas de cuando era chico. Pero siempre en la vida habrá un disparador que haga que ese recuerdo aparezca. Como si en ese instante ese recuerdo en particular fuera importante. Un misterio más de la vida…
    Hay una “leyenda” que explica la forma extraña que las personas tienen en los labios. Dicen que cuando somos pequeños, desde que nacemos, en realidad comprendemos el significado de vivir. Pero no podemos comunicarlo, por eso no sabemos hablar. Y hasta somos capaces de ver a los ángeles que nos rodean día a día (lo que explicaría lo de los amigos imaginarios). Y son estos ángeles quienes nos posan un dedo en los labios para que callemos todo lo que sabemos. De ahí la forma que tiene el labio superior en el medio. Con el paso del tiempo olvidamos y perdemos la capacidad de ver a los ángeles. Será porque en cierta forma debemos volver a ver la vida pero, esta vez, con otros ojos.
    Sí… la vida se puede ver desde muchos ángulos… todos tenemos un concepto diferente de ella.

  2. sstraniera said,

    Mmm… ese comentario acerca del sufrimiento me hizo pensar, hace poco vi un documental donde se mencionaba la importancia de ser optimistas y mantener el espiritu “alto”, no solo por salud personal sino tambien por nuestras relaciones con los demàs, ya que todo lo que tenemos lo recibimos a travès de las personas, a pesar que de momento me causò un impacto el contenido de ese documental, despuès me di cuenta que es realmente difìcil mantener un espìritu alto y elevado, las situaciones a nuestro alrededor nos hacen fàcilmente caer, y de alguna forma el dolor tambien nos proporciona placer, es quizás como la sensaciòn de que mientras sufrimos tambien aprendemos, nos deja una experiencia y de alguna forma nos fortalece, no creo que tenga que ver con el masoquismo, ese me parece un extremo.

    P.D. No sè porque me gusta la idea de saber que mientras yo escribo esto, todos uds estan durmiendo, me siento como el duende clandestino!

    ciao!

  3. Erk Diaz said,

    wen:

    Creo que este libro puede llevar más de un pensamiento y mensaje al lector, debo decir que no me siento cómodo hablando de un libro el cual no he leído y de un tema el cual no soy experto (Venganza)

    Pero creo que un evento así, puede alimentar el deseo de venganza en una persona, personalmente no creo del todo en la venganza, pues creo que las peores cosas te hacen crecer y ser más fuerte.

    “Ojo por ojo, y el mundo se quedara ciego.? Mahatma Gandhi.

    No creo que el humano se refugie en los momentos dolorosos, creo que es una forma importante de valorar la felicidad, sin el sufrimiento el hombre tampoco conocería la felicidad o por lo menos no sabría valorarla.

    Creo que hay tiempo para las 2 cosas, chistoso que venga de mi decir esto porque al parecer mi nuevo slogan es “no tengo tiempo?, “no me dio tiempo? o “Se me hizo tarde? pero creo que es tan bueno disfrutar de un buen libro como de un buen (y digo bueno porque luego hay cada porquería) programa de TV. O una salida en la ciudad.

    Te mando un cariñoso saludo.

  4. Sintesis said,

    Hola de nuevo,

    Vamos a poner el libro en la lista de pendientes, anque lo leere con predisposición. Por lo que comentas se le da un valor al dolor y al sufrimiento, algo con lo que no estoy de acuerdo, muchas cosas de nuestra niñeza son dificiles de reconstruir solo las más significativas podemos recordar, a mi lo que me pasa es que recuerdo como postales de ciertos momentos. En general los recuerdos dolorosos los guardamos en la conciencia y aun que no esten presentes son componentes muy importantes de nuestra personalidad.
    Saludos a todos y buen fin de semana

  5. Haz visto Kill Bill Vol 1? hay una parte donde explican como una niña presencia la muerte de sus padres a manos de un Yakuza… ella se vuelve la mejor asesina… interesante.

    Los niños pueden olvidar? ja.. en verdad crees eso? Igual y te haces medio wey y recreas un mundo de fantasias para hacer una catarsis del dolor, pero no se puede olvidar… de hecho un niño feliz sera un adulto feliz, un niño infeliz sera un hijo de puta… (perdon por el frances)

    Ammm… el libro de Seda lo abri, lo leí y no lo compre, digamos que su estilo no es mucho de lo que me puede llamar la atención…
    Besitos Varios

  6. Luego viene el síndrome de Estocolmo, Aunque aquí no se aplica, pero a veces el niño que ve matar a sus padres suele tener un sentimiento mixto, de odio y atracción, aquí no soy un psicólogo pero refleja a veces el odio hacia los que son físicamente y mentalmente idénticos a los asesinos y ve la forma de acercare a ellos, los estudia los vigila y a veces gana su confianza y llega a hacerles daño..
    también, esa literatura no es algo que me llame la atención, seria como un comic de Batman pero sin dibujitos. (cuando Joker le dice a batman, “tu me creaste” y batman responde “no..tu me creaste primero al matar amis padres”.
    Si es complejo entrar a la psicología criminal, psicopata o psicótico? traumas infantiles? abuso?. creo que haz creado otro tema de debate.

    Ojo por ojo, diente por diente, así moriremos de hambre por no tener dientes!!!

    Saludos

  7. eleden said,

    Es interesante el tema, definitivo todos bloqueamos ciertos recuerdos que no nos agradan. Yo no me acuerdo de mi infancia…….. JA.
    Yo creo firmemente en el ojo por ojo, diente por diente…. No digo que este bien, simplemente digo que así funciona el mundo. Y así es desde chavito, si otro niño te pega pues le tienes que pegar porque si no lo haces al rato TODOS los niños te van a pegar a tí, nuevamente, no digo que esté bien, solo digo que así funcionaba el pequeño mundo en el que crecí.
    Y ahora ya en vida adulta es lo mismo, una violencia evolucionada, ya no voy y le pego al vecino de oficina si me hace una, simplemente me aseguro que no me vuelva a hacer otra, como? haciendole la vida imposible hasta que sepa que no es bueno generar conflicto, después de eso todo mundo feliz.
    Como decía mi primo, “No se trata de ser el más madreador, nada más se trata de que sepan que les vas a responder”
    O como ven? he enloquecido una vez más? No sería nada raro.
    Maléfico

    http://eleden.ciudaddeblogs.com

  8. Karina said,

    Interesante historia la que plantea Baricco…Así como Erk no me siento con LA autoridad para opinar acerca de un libro que no he leído. Lo que me parece atractivo es la “venganza” como eje, definitivamente es un sentimiento abstracto y presente entre todos lo seres humanos que no nos hace mejores personas.

    Wen, no estoy de acuerdo en tu afirmación o comentario de que los niños olvidan rápido…Defiinitivamente no, tampoco soy psicoanalista ni pretendo, es solo que todos tenemos la capacidad de olvidar y recordar episodios agradables o desagradables que hayamos vivido, es parte de nuestra conciencia e inconciente.

    Ojalá pudieras recomendarnos más titulos de este tipo, trato de recordar si he leído algo semajente, anteriormente, pero no…Nada!!

    Un beso nena

  9. wenperla said,

    Chicos todos,

    Me siento algo frustrada. No me van a entender nada porque están leyendo sin conocimiento de causa. Nunca les he pedido que compren un libro, pero en esta ocasión de nada sirve que vayamos elucubrando cuestiones alusivas a la niñez y a la venganza si no han leído el libro.

    Algunos de ustedes me dicen que no les apetece, órale. Yo les digo que me parece una cosa exquisita. Sobre todo porque ni siquiera se imaginan lo que hay al final; porque se lee en dos horas y no puede uno parar de leer.

    No he dicho que los niños olvidan. Dije que los adultos bloquean lo que duele de la niñez. Y yo, queridos, soy un ejemplo. Sé perfectamente bien qué fue de mí durante mi niñez, pero hay varias cosas que no recuerdo a menos que haga un esfuerzo… lo más extraño… que NO quiero recordar. Pero no las olvido, las tengo ahí… sumergidas en la memoria.

    Ahora, los momentos de mi adultez que más me han dolido viven conmigo. Y qué ganas de olvidarlos, de extirpármelos de la memoria de vez en cuando. Eso de los detonantes es ciertísimo… a mí hay cosas que, aunque inexplicables para terceros, siguen robándome lágrimas sin darme cuenta.

    Volviendo al libro. Leánlo plis!!! De hecho, díganme. Si alguien neta lo piensa leer no les cuento nada, pero si nadie piensa leerlo díganme de una vez y les cuento la historia para que entiendan por qué Sin sangre es un MUST.

    Los quiero!

  10. Sintesis said,

    Bien dicho no lo cuentes lo buscare este fin de seman

  11. Yo nunca he dicho, de ese libro no he de tocar, a veces digo que no me interesa por que entrevistan al autor y ya perdio el piso o se cree mucho o me lo platican y me lo cuentan todo a todo y no lo compro, pero los que haz escrito aqui, los he intentado localizar, soy de lectura lenta y nocturna, en el dia no me sabe disfrutar las letras. (ademas ando de aqui para alla en el trabajo)
    Yo cuando lo encuentre (mi T.C. ya no existe) no puedo comprarlos por internet y en las librerias que paso no los hay o “los encargan” pero cuando ellos quieran.
    yo tengo en espera, la region mas transparente, diablo guardian, y este que vez, los compro pero no quiero saturarme de libros y mas libros sin leer, ya que por la presion de termianrlo para empesar el otro no comprendo su contenido.
    Estoy sacando la lista, puede ser que no este leyendolos al ritmo de los presentes, pero claro que los estoy adquiriendo poco a poco.

    Y yo tambien si me pongo a pensar que paso en mi niñes por que hay epocas o dias que no recuerdo, cuando lo intente me puse a llorar y mejor dejo esas lagunas mentales del pasado ahi, encerradas y olvidadas, algunas no puedo olviarlas, no hay receta magica ni milagrosa que haga olvidarlas.

    recuerdo mas momentos felices y alegres de mi niñes que me roban carcajadas y una que otra sonrisa de monalisa.

    Saludos Wen y manten una sonrisa, te llegara el doble de sonrisas cada dia.

  12. Miriam said,

    De pasadita nomás. Para felicitarte por la entrevista en la revista Chilango. Qué emoción!!!! Dejé un comentario… pero no sé si lo publicaron o no…
    Cómo crecen los chicos… snif…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: