5 julio 2007

Claves para entender Núremberg

Posted in en fila pa' la "categorización" a 3:33 AM por wenperla


Equilibrio. Es esto de lo que he venido hablando los últimos días. De lo difícil que es hallarlo y de la altísima estima en la que lo tengo. Hay que ser equilibrados para todo… y aunque las novelas nos ofrecen un universo maravilloso de posibilidades, hay que explorar otro tipo de literatura: la literatura de no ficción.

Y en eso me sumergí el día de hoy. Ni cuenta me di, pero me aventé tres horas leyendo Las entrevistas de Núremberg (¿y luego pregunto por qué no tengo amigos?? jajaja), y apenas y pude despegarme del libro para venir corriendo a escribir.

Esto debiera llevar la portada del libro para que lo ubiquen, también el nombre del libro debería ir en cursivas, pero me niego a seguir quejándome de la precariedad con la que ciudaddeblogs me ha tratado últimamente… Ciertamente nunca he sido muy hábil para estas cuestiones cibernéticas, pero eso de dejarme sin la posibilidad de ponerle a esto aunque sea una portadita, y de arrebatarle a una correctora de estilo la posibilidad de poner el título de un libro en cursivas, nomás incrementa mi horripilante crisis existencial jajaja.

Pues bien, “a lo que te truje Chencha”. No se necesita ser muy perspicaz para saber que Las entrevistas de Núremberg son una versión editada de las entrevistas realizadas a todos aquellos acusados, al terminar la Segunda Guerra Mundial, de perpetrar crímenes contra la humanidad bajo la estela del nazismo.

Leí cinco de ellas. Querrán reírse preguntándose cómo diablos invierto 3 horas en cinco entrevistas… pero algunas son bastante extensas, y además demandan un buen nivel de concentración. Si me permiten hacerles una sugerencia, lo que está buenísimo es la introducción; las entrevistas yo puedo platicárselas, pero esa introducción es idónea para incultos cultivables.

Antes de abordar aspectos clave de la forma en que se constituyó el Tribunal Penal Internacional y del porqué del Juicio de Núremberg, me interesa compartir con ustedes mis impresiones respecto a las entrevistas que leí. No sugiriendo que sea yo LA autoridad en todo esto, más bien proporcionándoles un acercamiento al libro a través de alguien como ustedes, quien llegó hasta este libro más por curiosidad y ganas de aprender que por otra cosa.

Las entrevistas fueron realizadas a la par que los juicios se llevaban a cabo. Hay que tener en cuenta que, por más ecuánime que pueda serse, todos los acusados estaban sometidos a altísimos niveles de presión e incertidumbre. No sólo estaba en juego su vida, sino la ideología por la que se lo habían jugado todo: el nacionalsocialismo. Para muchos fue esto lo primordial en su vida, sin él se quedaban vacíos…

Las entrevistas fueron realizadas por un psiquiatra norteamericano, Leon Goldensohn, quien se valía de un intérprete para darse a entender con los acusados. Desde un principio nos queda claro que la relación que éste pretendía entablar con los acusados no era aquella del médico-paciente, sino la del científico-rata de laboratorio. Es así incluso como él fue presentándose con ellos mismos, a quienes éstos recibían ávidos de compañía y de una charla lejos de las salas donde el juicio se llevaba a cabo.

Es una sensación bastante interesante la que experimenté mientras leía las entrevistas. Simplemente no podía dejar de leerlas (y no soy una lectora fácil de atrapar). Siempre me quedo con ese sabor de boca un tanto desconcertante, porque es difícil saber qué tan genuinos eran estos hombres durante su charla con un psiquiatra que además pertenecía al bando enemigo, siendo que el contexto en el que se hallaban los predisponía a (invariablemente) defenderse y a tener muy presente que uno “es esclavo de lo que dice y amo de lo que calla”.

Por cuestiones inherentes a la personalidad de cada uno de los presos, hay algunos que evidentemente se prestaban más a hablar de su vida personal y de su infancia. Eso, para mí, fue enriquecedorsísimo. Cuando se abordan las cuestiones relativas a la guerra, a Alemania, a los campos de concentración y a la función de cada uno de ellos dentro del régimen, rara vez me parecen sensantos, y puedo entenderlo. Pero… cómo mentir respecto a lo único verdaderamente valioso y entrañable que se tiene en los momentos difíciles: los seres queridos y los recuerdos. Caray… sin recuerdos qué nos quedaría.

Me marean los datos. Nunca he sido una mujer de datos duros. Tengo el lado humanístico exponencialmente desarrollado, y en este sentido creo que nunca alcanzaré el equilibrio. Tantas fechas, nombres en alemán, lugares del este de Europa, en fin… me aturden. Pero… me parece que con haber leído este libro es más que suficiente para conocer al Führer desde el mejor de los ángulos: no las percepciones generalizadas que nos hereda la historia, ni los textos de su autoría cargados de una demagogia vehemente y exaltadísima… no. Aquí hay una aproximación a Hitler a través de sus colaboradores más cercanos, de sus seguidores más fieles, de todos aquellos que se sintieron tan defraudados al enterarse de su suicidio, que más de uno quiso imitar su decisión de interrumpir abruptamente su vida. Eso sí… quizás sea natural, pero Hitler se enarboló a lo largo del proceso de Núremberg como el “único” culpable.

A veces me parece que pierdo la noción de todo lo que puedo llegar a escribir en intervalos cortísimos de tiempo. No sé ni cuánto llevo y prendí la compu hace apenas 10 minutos, así que me niego a aturdirlos más con tanto rollo. De la MAGN?FICA introducción del libro, redactada por Robert Gellately, extraje algunos datos para compartirlos con ustedes. Recuerden, esto es para que sepamos mejor qué pasó con los juicios de Núremberg, no para esclarecer cuestiones relativas a la (tan sonada) Segunda Guerra Mundial.

*El proceso de Núremberg fue el resultado de muchas pláticas y negociaciones respecto al futuro de todos los criminales nazis; no se contemplaba, en lo absoluto, como la primera opción. La ejecución masiva se perfilaba como la favorita.

*Los dirigentes de las potencias aliadas encargados de reestructurar la vida de la posguerra fueron el presidente de Estados Unidos, Franklin D. Roosevelt, el primer ministro de Inglaterra, Winston Churchill, y el secretario general del Partido Comunista de la Unión Soviética, Josif Stalin. Harry S. Truman ocupó el lugar de Roosevelt luego de que este último muriera el 12 de abril de 1945.

*El tribunal celebró 403 sesiones públicas y escuchó a un total de 166 testigos.

*De los 22 enjuciados: 12 fueron condenados a morir en la horca, 3 fueron declarados inocentes (ajá… está cañón que una vez habiendo llegado hasta ahí hayan resultado “inocentes”), 3 fueron condenados a cadena perpetua, 2 a veinte años de prisión, 1 a quince años y otro a 10 años.

*Sólo 2 de los 22 manifestaron alguna enfermedad mental… todos estaban en perfecto estado, no se les detectó patología alguna.

*21 de los 22 eran verdaderos genios. Les aplicaron un examen para medir su coeficiente intelectual y a excepción de uno, todos tenían una inteligencia por mucho superior a la media.

Hoy me voy re-satisfecha porque siento que aprendí un montón. No va tan mal mi proceso de cultivo desde que decidí consagrarme un par de días a mí y tan sólo a mí. Y ustedes, ¿cómo van? Un beso y hasta pronto.

8 comentarios »

  1. Miriam said,

    Empecemos por contestar lo pendiente del post pasado: equilibrada, yo??? ok,ok,ok.. creo que te estás apresurando… nomás dejá pasar el tiempo y retirarás lo dicho, jajajajaja.
    Coincido en que los “datos duros” (y más aún los nombres alemanes) pueden confundir bastante y desviar la atención de lo que realmente se debe aprender de un hecho histórico.
    También me resulta interesante ver cómo alguien como Hitler llegó a lo que llegó. Todo tiene un por qué en esta vida y estoy segura que ese señor hizo todo lo que hizo por alguna razón en especial. Con esto no lo estoy justificando, para nada. Nada justifica la guerra ni destrozar vidas humanas.
    Creo que la segunda guerra mundial se debió a la ambición de poder. La ambición de ser “la potencia del mundo”. Hasta donde he podido averigüar esas eran las intenciones ocultas detrás de tanta muerte.
    Antes de que comenzara la guerra la potencia era Inglaterra. Obivamente que los que se disputaron semejante galardón eran todos países europeos. Y les salío el tiro por la culata. No contaban que desde América saliera el nuevo “líder” mundial. Estados Unidos no sería lo que es si la segunda guerra mundial no hubiese ocurrido nunca. Hitler sólo benefició a los yanquis. Qué ironía no??
    Y si nos adentramos aún más en la historia y los errores de las figuras de la historia, encontramos cuál fue el defecto del Fürer: la soberbia. Esa soberbia fue la que lo llevó a la derrota. Soberbia al pensar que podría conquistar Rusia entrando por el mismo lugar donde años antes Napoleón no había podido. Moraleja: si Napoleón no pudo conquistar Rusia por ese lado y Hitler tampoco, entonces no se puede; busquen otro camino.
    Ambos derrotados por el mismo error, Ja!
    Has leído el “Diario de Anna Frank”?? Es interesante ver la perspectiva de la guerra a través de los ojos de una niña. Y está bueno ver los hechos históricos desde todos los ángulos posibles. Así uno despierta su espíritu crítico y puede formar su propia opinión del suceso.
    Gracias Wen por tocar mi tema favorito: la historia. Sigo esperando que me traigan “El Principito”. En cuanto lo tenga te aviso.
    Un beso.

  2. Erk Diaz said,

    Mi querida Wen:

    wow pues ese libro parece muy interesante lo voy a buscar, pero en realidad para conocer al Fhürer hay que leer “mi lucha” (main Kampf) me parece que los escribió mientras estaba en prisión y está lleno de sus pensamientos idealistas y por supuesto (igual que su gobierno)nacionalismo al extremo.

    No lo recuerdo muy bien pero hay una frase en el libro que dice más o menos que; “el permitir la unión entre diferentes razas generaría en la bastardización de la raza aria”. Así lleno de estupidez e intolerancia estaba llena su cabecita

    ¿Por qué llegó al poder?
    Porque después de la primera guerra mundial Alemania pasó por una de las peores crisis económicas de su historia y como recuperarse (por raro que suene) con otra guerra mundial.

    Que horror de planeta.

    Pero bueno a veces es terrible saber estos datos pero es necesario si no queremos vivir los mismos errores. :p (Que debrayado terminé escribiendo)

    Un saludo.

  3. Erk Diaz said,

    por cierto ¿no será que el que no resulto un genio, fue realmente el genio solo que decidió no mostrarlo el los examenes? (Así no te pueden jusgar como genio ante la corte)

    todos los demás la regaron.
    :S

  4. No he leido el libro, pero es un acontesimiento que marco a toda la humanidad, fue el inicio de la corte internacional de la AYA o como se escriba.

    Es el juicio mas importante de la historia, unos dicen que fue a juicio gente inocente, otros que fue poco castigo para ellos, otros que fue buen castigo, es como el de chile, pinochet, se justifico con una “enfermedad” y la gente le dio “lastima” enjuiciar a un viejito enfermo. hace falta gente que tenga esos pantalones para enjuiciar como se debe a gente que ha hecho daño a la humanidad. (Vs Bush, Hussein,entre otros, nazis que andaban por mexico y argenitna ). (no solo se refugiaron en argentina).

    En alemania esta extrcictamente prohibido mostrar, cargar, vender, pintar, algun simbolo nazi

    hitler de a ver muerto en la primera gerra mundial en lo que era mensajero, seguro seria otra historia o quien sabe, puede ser que la pudieramos estar viviendo ahora.

    Alemania, japon, despues de una gerra han salido adelante ya son potencias, todo en alemania es importado, y mexico que tiene TODO y no sale adelante, debemos provocar una gerra a australia (por la “ofensa” que nos hizo) ? para ver si asi se nos ventila el cerebro y hacerlo bien al ver mas destruido nuestro pais?

    Hay que tomar esos libros como ejemplo, aparte de mostrarnos la historia, nos enseñan a abrir los ojos y de una forma ver como estamos “viviendo” esa historia y no repetirla. es una frace trillada y repetitiva, pero tiene algo de verdad en el significado que es un TODO.

    Vi la pelicula que para mi fue excelente! Baldwin y hennessy ,se me hizo un gran papel para ellos y que decir de Brian Cox (Hermann Goring) excelente actor!!!! (Otra pelicual basada que te recomiendo – Nuremberg (2000) hecha para la TV, pero excelente!!) (me sali del tema)

    Leer el libro y ver la pelicula, siento que sera un ma mezcla y receta magnifica para entender mas ese episodio importante de la humanidad.

    Saludos cuidence!

  5. Miriam said,

    Salvador: tenés razón. Lamentablemente Argentina ha refugiado nazis. En un secreto a voces que nadie quiere confirmar. Y sabés quién les dió “hospedaje”? El mismísimo Perón. Aquel a quien muchos argentinos idolatran. Y si uno revisa el pasado de este señor, se encuentra con que fue un “pichón”, un aprendiz de las ideas de Musolini al igual que lo fue Hitler. A Dios gracias, a mi país no le tocó un “loco de atar”. Pero muchos de los problemas que tenemos hoy en día se deben al tan aclamado general Perón.
    Ves, Wen?? ahora sí tenés un post para debate. Y seguro que no esperabas que lo fuera.
    Propongo algún post que hable sobre la idolatría. No sé si hay algún libro que toque el tema, tanto no he leído. Pero sé que será todo un reto para vos encontrarlo.
    Besos

  6. wenperla said,

    MIRI: Bien… el equilibrio se verá con el tiempo, pero sabes que a lo que me refiero es a que eres estupenda.
    Lo de Napoleón me gustó, ja, me hiciste reír.
    Oye, sí leí El diario de Ana Frank, hace montón de años… ya sabes, lecturas obligadas en la secundaria (y de eso sí que hace muuuuuuucho…).
    ¿De dónde van a llevarte El principito? No me digas que tampoco lo encuentras en las librerías argentinas que te juro pondré una demanda a distancia!!! Qué bueno que me lo recordaste… es un proyecto pendiente y se había ido por completo.
    Un beso escuincla.

    ERIK: Al decir que estas entrevistas nos dan una perspectiva interesantísima para conocer a Hitler que no está empañada por la demagogia exacerbada de sus textos propios, me refería justamente a Mi lucha. ¿Tú ya lo leíste? ¿Sabes algo? Las entrevistas de Núremberg me engancharon, pero yo no leería Mi lucha. Una mente demasiado enferma como para que a mí me interese leer lo que tenía que decir. Llámame como quieras, pero N-E-L!!!
    ¿Su cabecita? Jajajaja. Sí que me has hecho reír. El monstruo más grande del mundo y con una “cabecita”… jajaja.
    Me gusta que te debrayes eh… ya ves que yo ni vuelo con toda la información que soy capaz de procesar en segundos… jajaja… alarmante.
    Respecto a la cuestión del genio que se hizo el tonto… lo dudo. En el libro cuentan que al principio todos estaban renuentes a responder ese examen, no les interesaba, pero cuando algunos accedieron, todos quisieron demostrar que eran “los mejores”. En fin… nunca lo sabremos…
    Un beso para ti, gracias muchas!

    SALVADOR: Cuánta razón tienes respecto a todos los juicios que debieran llevarse a cabo. Ha pisado este planeta tanto hijo de puta, tanto animal sanguinario y sin escrúpulos, que comprendo y comparto la impotencia latente en el imaginario colectivo de todos los que tenemos un poquito de conciencia.
    ¿Declararle la guerra a Australia? Jajajaja. Oye!!! No te sales del tema, no sabía de la película… la rentaré y te cuento.
    Mua!!!

    Adorada MIRI: Te prometo que no pasa de la próxima semana. Este fin me consigo algún título bueno de idolatría. No sé de ninguno, pero lo habrá… TODAS tus sugerencias son más que bienvenidas.

  7. gomis1206 said,

    Es difícil comentar con equilibrio después de leer la palabra Hitler y Nacional Socialismo…

    Con el simple hecho de saber a “grandes rasgos” lo que ocurrió por culpa de ellos, a mi en lo particular no me dan ganas de saber ni tantito más… Y no son pocas ganas de cultivarme, es sólo que me indigna cuanquier ser humano que se sienta superior a los demás… La raza aria es igual que la negra y la india y la sajona y la amarilla y la roja… Millones y millones y millones de personas ya murieron, ya marcaron un hecho en la historia… Y no puedo querer saber más al respecto de sus agresores… Ni el por qué, ni el cómo…

    Algo que sí me interesa, es saber si es verdad que Prescot Bush (abuelo del cretino y papá del papá del cretino) y sus “socios” Rockefeller y Morgan y demás banqueros y empresarios; financiaron la “guerrita de Hitler por crear el tercer Reich”, y a la vez también financiaron a “los aliados”… De ser verdad, eso sí es para ir a fondo…

    Tendré entonces que leer los otros libros que te has “campechaneado” para seguir con mi proceso de cultivo… Porque lo que es con las entrevistas de Nuremberg, no le entro y no le entro… Así muera inculto…

    Y cambiando abruptamente de tema:

    Tu comentario de mi persona en mi blog el día de la discusión, acarició mi alma… Y no te doy las gracias porque dices que siempre te las estoy dando… Pero me encantó!!!

    Besos…

  8. Chilosa said,

    Querida Wen; la verdad es que este periodo de la historia me apasiona mucho, no tan solo por lo vivido y los acontecimientos, sino que por las consecuencias de ello, por ejemplo desde el termino de la Segunda Guerra Mundial nacio una nueva gran potencia y que ahora se cree dueña y señora de la verdad y que puede ir y salvar según su criterio, ya saben a quien me refiero los Estados Unidos, recordemos que desde este acontecimiento ellos se han metido en la vida de todos los paises, otras de las grandes potencias que ha surgido y que hace unos post atras tu misma te referiste fue Japón, y eso es digno de admiración recordemos que Japón es uno de los paises que no puede tener ejercito bélico luego de los acontecimientos de esta guerra y ahora ellos surgen como una gran potencia pero en el sentido tecnológico y económico, esto me lleva analizar que no es necesario tener un gran ejercito, con tropas repartidas por todo el mundo, para ser una potencia.

    Y con respecto a todo lo acontecido, creo que hasta el día de hoy aunque nos pongan esta verdad frente a las narices, nunca aprenderemos la lección que la violencia extrema solo trae violencia extrema. Y con respecto a Hitler y sus camaradas fueron personas muy inteligentes, lastima que las ansias de poder corrompen otros valores y ciegan al hombre y traen consecuencias que lamentablemente dejan cicatrices dificiles de olvidar.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: