18 junio 2007

Simplemente… Arráncame la vida…

Posted in en fila pa' la "categorización" a 12:29 AM por wenperla


arrancame.jpg

Sí que es material de análisis. Al igual que con muchas otras novelas, la verdad es que lo que pueda yo escribir aquí sobre Arráncame la vida se va a quedar muy, pero muy corto.

Me parece que no hay nada mejor hecho en este libro que la forma en que fueron perfilados psicológicamente sus personajes. Independientemente de lo empáticos o no que seamos cuando leemos un libro, créanme que Catalina y Andrés se trasladan de pronto de la ficción a la realidad; llegan ambos a ser incluso predecibles, yo puedo imaginármelos perfectamente a ambos. Ella: astuta, atractiva e impulsiva; él: imponente, varonil, con ojos profundos y gran personalidad. Nunca hay en el libro una descripción física de ninguno de estos dos personajes, no obstante el lector se vuelve cómplice, presencia omnisciente, observador anónimo de la vida de Catalina.

No sé si se trata de una novela feminista, seguro que sí, pero lo que puedo asegurar es que se trata de una novela femenina. No sé cómo le hubiera hecho si fuera hombre; no sé si la hubiera interrumpido a la mitad o si me la hubiera devorado con más avidez que una mujer.

No me cabe la menor duda de que se trata de una novela buenísima, no tanto por la trama sino por la técnica. Al principio, cada una de las intervenciones de los personajes me parecían como balazos. Frases breves, entrecortadas, apretujándose unas con otras. Luego, quién sabe qué magia encierra el libro, que justo a la mitad me volví su esclava. No pude interrumpirlo hasta que lo terminé.

El contexto posrevolucionario está choteadísimo. Lo siento pero a mí ya no me causa ningún entusiasmo. El libro es de nueva cuenta una radiografía del entramado político que desde nuestra revolución ha caracterizado al país: corrupción, sicarios, nepotismo, arbitrariedad, etc. Quizás obedezca a una predisposición que no he asumido conscientemente, pero en el momento en que se abordan estas cuestiones políticas me pierdo. No es que pierda el hilo de la lectura, es que verdaderamente no entiendo (ni me interesa entender) todos los enredos políticos que se plasman en esta historia. ¿Por qué? Porque la historia humana me arrastra, me atrapa, me obsesiona.

La trama es relativamente sencilla. Podríamos calificarla como la autobiografía de una mujer que narra cómo perdió la ingenuidad y descubrió sus pasiones y frustraciones a través de la frivolidad. A través de los ojos de Catalina incluso nosotros nos volvemos inmunes ante la infidelidad, el machismo, la misoginia, la corrupción, los asesinatos y la impunidad. Esto no me gusta nada.

Y no me gusta no nomás “porque sí”. No me gusta porque desgraciadamente así somos. Porque nos acostumbramos a algo y desgraciadamente perdemos esa capacidad para sorprendernos. Porque cuando nuestra realidad inmediata alberga tantas desgracias nos acostumbramos a ellas como si fueran inherentes a nuestra cotidianeidad. Así como las guerras de Medio Oriente entran en nuestras casas por la televisión a la hora de la comida y sólo nos preocupa el postre, así como vemos por doquier niños limosneando un peso para poder llevarse algo a la boca y sólo les aventamos el coche para que no nos limpien el parabrisas “porque se raya”, así como ver a un anciano en una esquina nos resulta igual de incómodo para pasar que un bote de basura aventado a media calle… así como para los mexicanos todos éstos son eventos “normales”, así para Catalina la forma en que Andrés atropella al mundo entero (ella incluida) se vuelve un modo de vida. ¿Y qué acaba siendo Catalina? La mezcla homogénea de lo incompatible: la mujer más apasionada y más frívola del mundo. Indignación al principio, complicidad hasta el final.

Carajo, tenemos que sensibilizarnos. Sólo por esto para la próxima semana vamos a leer un ensayo, ya no una novela. Ya lo tenía contemplado para el taller de cultivo*, pero no pensaba leerlo tan pronto. Es imprescindible sensibilizarnos, tampoco podemos vivir incrustados en la ficción como si fuera lo único que existe. El ensayo es de Susan Sontag, y se llama Regarding the Pain of Others (yo lo tengo en español, se tradujo acertadamente como Ante el dolor de los demás).

Pero bueno, el post es originalmente de Arráncame la vida, así que no nos distraigamos. Ya la próxima semana podremos hablar de la insensibilidad del ser humano ante los infortunios ajenos. ¿Leyeron a ?ngeles Mastretta? ¿Ya la habían leído? ¿Qué sabor de boca les deja el post?

Besos a todos y gracias por visitarme.

*Los que no entiendan a qué me refiero con “taller de cultivo” échenle un ojito al post que se llama “Propuesta de blog interactivo”.

13 comentarios »

  1. Miriam said,

    siempre te leo y nunca comento porque sencillamente soy agentina y los libros mexicanos, a menos que sean best sellers no llegan. O por lo menos no me he fijado en la librería si algunos de los que comentas están. Y eso que el olor de la librería me lleva hasta ese lugar para pasarme un rato mirando y eligiendo un libro para despejar mi mente y mi alma.
    En algo no coincido con vos. Si hay algo que ha cambiado en mí el hecho de ver noticias pésimas en el televisor o en donde sea, es que cada vez que muestran una buena noticia (ejemplo: una donación de órganos para una nena) mis lágrimas empiezan a brotar. Simple y sencillamente porque el mundo no está perdido. Aún hay amor y gente buena en él. Y eso da esperanzas a que en algún momento todo empiece a cambiar para bien.
    Miralo de esta manera. Este libro dejó en tu alma que debes revelarte para no perder tu capacidad de sorpresa. Eso es lo importante. Y ese, creo yo, fue el objetivo de quien lo escribió.

  2. A veces nos cegamos por una persona, aquella persona la ponemos a veces en un pedestal pero al ver la realidad de esa persona, de un futuro sombrío, de un futuro incierto y con pocas expectativas de crecimiento juntos.
    Al abrir los ojos, ver su realidad y que uno no encaja en su vida y es una unión forzada puede hacernos vivir miserables.
    Y a veces por mucho que mande el corazón, hay que tener la cabeza fría para que la razón y de manera racional hay que alejarse de la persona que creemos amar.
    no he leído el libro.
    El post esta excelente! buscare leer el libro, por ahí lo tiene mi papa
    (siempre me salgo del tema pues ando a otro ritmo de lectura)

    Saludos!

  3. gomis1206 said,

    Ya extrañaba leerte. Qué temas haz pensado para los fines de semana???

    Si no mal recuerdo Catalina conoce a Andrés cuando apenas tiene 14 años. Y él le arranca la juventud, la inocencia, la virginidad… LA VIDA!!!

    Coincido contigo con los temas post revolución mexicana. Sí, algunos son de hueva, o una mamera como se dice en Colombia. Pero… creo que es lo que funciona en la trama de esta novela. Una mujer que acepta vivir la vida que su político marido le da, acepta sus infidelidades, los hijos e hijas que va conociendo de él y teniendo con él.
    No era muy común que una mujer tuviera amantes en esa época. No eran comúnes las mujeres con la personalidad y templanza de Catalina. No eran comúnes los matrimonios como el de ellos dos.

    La novela además es publicada en un México mudo. Es decir, en un México en el que todavía se tenía miedo de hablar. La libertad de expresión era castigada. El presidente y los políticos eran dioses. El PRI creía que gobernaría por siempre… Cuando la novela se publicó, México estaba despertando en varios aspectos. 1985, no?

    No era común que una mujer escribiera de temas post revolución mexicana. Y tocara esos temas tan “sin problemas”…

    Bien lo dices tú: es una novela muy femenina, y estoy de acuerdo contigo. La liberación femenina todavía ni se mencionaba, y Catalina vive la vida libremente…

    No sé qué efecto tendría Arráncame la Vida si se publicara por primera vez en el 2007…

    Besos…

  4. Wen Catin:
    (lease con acento extranjero jajajaj)

    Como te dije vamos a tener mucha pero mucha tela de donde cortar. Tu post me parece bastante completo y estoy de acuerdo con el. Tengo las siguientes observaciones:

    1.-La novela me parecio extremadamente ROSA, por momentos pense que estaba leyendo “El manual de la Perfecta Cabrona PostRevolucionaria” ¡Enserio! Y es que el desarrollo de Catalina me parece hasta en momentos subersivo y un poco risible. ¿Cómo se puede convertir una “india” en la super mujer de mundo que conoce de todo, aprende a leer y entiende la situación socio-politica del país?
    Si me dijera que fue super amiga de Jose Vasconcelos lo podría entender, pero se me hace que esta novela con clima revolucionario flaquea con sus toques de ficción.

    2.-El papel de la mujer por aquellos años, me parece que lo cubre perfectamente en el personaje. Pero pareciera como si fueran varias mujeres en una. La india*, la mujer post revolucionaria socialite, la amante, la politica, la calculadora y la perfecta cabrona.

    3.- El personaje de Andres (aplausos) un hijo de la reverenda #$%& como varios hombres. Pero bastante bien definido, de hecho siento que refleja la parte de, “se que tiene muchas capillitas, pero yo soy la catedral”

    4.-Se me figuro al reflejo de Carmelita y Don Porfirio. La misma historia diferentes nombres y diferentes tiempos.

    5.-Me cuesta trabajo pensar que una mujer india no tenga presente la religion Catolica. Demasiado risible para ese tiempo.

    6.-Eso de aprender a tocar el timbre! Jajajajaja me mato.. me mato de la risa por que estoy de acuerdo: Se tiene que saber tocar el timbre y no quedarse pegado a la chicharra jajajaj

    7.-La descripción de los personajes nunca esta presente, pero ahi te va como me los imagine:
    Casita humilde de Catin. Familia indigena. Ella blanca /morena con trenzas eso si con buenas piernas jajaja.
    Despues cuando se hace señora de sociedad, como Dolores del Rio, asi… de este tipo MAMITAAAAAA

    Andres: todo el tiempo lo tuve en la mente como el “Indio” Fernandez.. igualito igualito.
    Gigolo (digo Carlos) Vives: MMM como Mario Ivan Martinez ja ja ja .. o el Latin Lover jajajajajajjajajajaj

    Conclusión General: Buen libro, demasiado rosa para mi gusto, me quede perdido y tratando de ligar los nombres de los personajes con los eventos politicos (cosa que amo) peroooo me dio un poco de flojera hacer toooodas las relaciones.
    Dato curioso: Le falto mencionar que en el Palacio de Hierro, las mujeres llegaban con sus pieles de zorro a guardarlas en los frigorificos de la tienda para que se conservaran”!!!!!!!

    Wen Catin, tu lo sabes y yo lo se =***
    Bonita semana.

    *India, no lo utilizo como un adjetivo peyorativo. Simplemente calificativo.

  5. Ariadna said,

    Anoche me quedé a 20 páginas de terminar la novela pero ya eran las 2 de la mañana y me dolía mucho la cabeza, así que tendré que escribir desde la incompletitud (o como se diga)… jajajaja… Igual prometo terminarla hoy en la noche, me he quedado picadísima.

    La primera vez que empecé Arráncame la vida me pasó lo que al Gigoló, me pareció muy rosa y después de un rato la boté a la mitad. Ahora la leí con otros ojos y me parecieron interesantes varias cosas:

    1. Ya han mencionado por ahí que era muy raro que las mujeres le pusieran los cuernos a sus maridos en esa época, que en cierto modo es poco creíble que Catín sea una mujer tan transgresora. Sin embargo, a mi lo que me encanta del personaje es que por un lado transgrede las convenciones sociales de la epoca, pero a otros ratos uno la odia por pendeja y dejada (jajajajaja), hasta ganas de gritarle ¡ya mata a tu marido! Jajajaja…

    2. En relación a que no fuera común eso de que las mujeres le pusieran el cuerno al mardio quizás es cierto, lo que resulta interesante es que haya una novela que explore ese lado que no se había explorado antes en las típicas novelas post-revolucionarias. En ese sentido me latió mucho lo que comentó Gomis sobre el contexto también de publicación de la novela. Supongo que si se publicara ahora por primera vez no tendría mucho éxito.

    3. La mezcla entre vida privada y vida pública de los personajes es lo que hace que no sea tan rosa como podríamos pensar por el puro título. Que chistoso que sí leamos Arráncame la vida y no podamos leer la novela que regalaba Wen el viernes… jejejejeje. A mí todo lo que tiene que ver con contexto político y demás me puso a pensar muchísimo y a relacionarlo con las cosas que pasan hoy día y pues… quizás las cosas no han cambiado tanto. Eso es curioso en el caso de Catín, que de repente como que se compromete con la política y luego lo bota todo a la basura, poniendo en evidencia su frivolidad de la que ya han hablado tanto. Yo en lo personal me la paso sufre y sufre leyendo los periódicos y escuchando las noticias… pero ya llegué a un momento de mi vida en que ya no hay vuelta atrás, ya no se puede volver a ser inocente ni ingenuo (a lo mejor podemos ignorar las noticias, pero sabemos que están ahí y hacernos pendejos no sirve de mucho mas que para ser tonto y feliz), y en ese sentido creo que al personaje de Catin le pasa algo así también; por más que quiere escapar de su realidad con sus amantes, nunca realmente puede regresar a ese estado de inocencia del que la arrancó su marido.

    4. Me recordó un poco a Mme. Bovary, sólo que ni Catín cae tan gorda como Bovary, ni su marido es un cero a la izquierda, por el contrario, Andrés es un cabrón detestable, que por bien que esté construido el personaje creo que no está hecho justamente para que nos caiga bien, el hijo de la chin****.

    Espero conseguir pronto el ensayo de Sontag. Apelaré a los amiguismos para ver si consiglo antes que los demás la lista de los libros a leer las próximas semanas porque con eso de que me voy de viaje mejor me los llevo desde aquí que comprarlos allá…
    Ñaca Ñaca Ñaca…

  6. wenperla said,

    MIRIAM: No dejo de experimentar una alegría tremenda cada vez que alguien me dice “siempre te leo”. Caray, qué halago. Me encantaría saber cómo es que estando allá llegaste hasta Puras Letras… Y en cuanto a lo de los libros mexicanos, vamos a variarle ya lo verás, y ahora vamos a comenzar a leer más autores internacionales. Estará genial que puedas participar habiendo leído las novelas (o lo que sean).
    Ahora, en lo tocante a tu comentario (caray, soy pésimo árbitro… cuando quiero crear polémica no dicen nada y cuando ni se me ocurre todos me contradicen jajaja)… ¡por supuesto que todavía hay gente buena en el mundo! ¡Y un montón! Pero sí creo que la humanidad está en crisis, que enfrentamos todos los días cosas tan crudas que ya las hemos asimilado como parte “cotidiana” de nuestra realidad. ¿Crees que puedas conseguir el ensayo de Susan Sontag? Ése seguro lo venden por allá… si lo quieres leer y no lo encuentras dime, busco algo por la red. Muchas gracias por venir y comentar. Besos hasta Argentina.

    [Querido] SALVADOR: Vale… no has leído el libro… Ok, digamos que no habla exactamente de amor, jaja… Cuando lo leas ven corriendo y cuéntame qué te pareció. Y no importa que te alejes del tema, ¡bienvenido todo lo que tengas que decir! Besos.

    HÉCTOR: ¿Que qué temas he pensado para los fines de semana? ¿Me quieres matar? Jajajajaja. En cuanto me jubile y pueda instalarme en una casa de campaña de forma permanente en las Islas Caimán, entonces sí voy a escribir hasta tres veces al día. Apenas y puedo darme tiempo de escribir de lunes a viernes… dame chance jajaja.
    Me pongo de pie con tu memoria. No sé cuánto hace que lo leíste, pero tienes una idea clarísima de lo que pasa en la historia, lo mismo que con Batallas en el desierto (yo no me acuerdo ni de lo que hice ayer =:::( tú vienes a recordarme mi Alzheimer a los 22). El próximo sí vas a tener que leerlo ¿eh? Elegí también un ensayo pensando en que a ti te gusta la no ficción. Muchos besos.

    GIGOLÓ: ¿Insistes en lo de Catín??? Jajajaja, a ti este blog va a acabar por volverte loco jajaja. Eres el más obediente de todos, te has ganado como 700 estrellas y 8 globos jajaja. Me gusta ver que hay alguien que se está aventando todo esto conmigo… vamos a ver cuál se devasta primero con este ritmo de vida literaria jajaja.
    Tus observaciones me parecen muy pertinentes, pero ahora tengo una duda… ¿De dónde demonios sacaste que Catín era una india??? Jajajaja, ¿qué te pasa!?!?!?! ¿Y te imaginas a Andrés como el Indio Fernández? Jajaajajajaja. Esto estuvo mejor que lo de Gigoló Vives jajajajaja. De dónde sacas tantas historias corazón, te estás convirtiendo en mi hit, pocas personas me hacen tanto reír jajaja. Ah… y lo de tocar el timbre… jajajajaja. Qué cagado jajajaja, nadie repara en eso jajajaja. Espero tu esclarecimiento y te mando mil besos.

    ARIA: ¡Te pasó lo mismo que a mí! Cuando comencé a leer el libro pensé “ay… ¿tanto para esto?” De hecho, has de saber que el día en que decidí leer Arráncame la vida fue aquél en que una amiga le comentó a otra (o sea, ni siquiera a mí) que “no había podido quitarle los ojos de encima”. Pensé “ah caray, entonces lo tengo que leer”. Y tú que eres el estandarte del feminismo… ¿puedes decirme si ésta es una novela feminista?
    Por cierto… ¿vas a llevarte los libros al viaje? Caray, yo también me voy de viaje y ahora sí no lo había contemplado. Para variar, una lección más que me das. Gracias por lo de hoy, te extraño siempre. Besos, te quiero.

  7. Miriam said,

    Cómo llegué a puras letras?? Fácil! No sos vecina De gomis?? Dale las gracias a él, entonces.
    Y yo, gracias a mí Papá y a mi Mamá me devoro casi todo lo que encuentro escrito. Siempre que sean cosas que me atrapen. Sino me aburro.
    Por otro lado mi cerebro suele pedirme a gritos que lea algo diferente a la economía y leyes. Estudio Ciencias Económicas en la Universidad Nacional de Córdoba, para Contadora más específicamente. Y debés haber escuchado de esta honorable casa de estudios porque de allí mismo salió el famoso economista Domingo Cavallo, inventor de la convertibilidad. Pero no creas que estoy muy orgullosa de esto. Bueno, mejor dejo el tema político-económico argentino porque tiene para largas horas de discusión, y hasta incluso pasaría por la sociología y la psicología.
    Si los libros de economía y leyes dan respiro, veré si me leo algo más. Por lo general suelo hacerlo en las vacaciones.
    Aunque lo último que encontré son unos libros con leyendas de tribus aborígenes de mi país que me encantaron. Y como son de fácil lectura y cortos los leo en momentos de ocio.
    Te estaré leyendo.

  8. Que tal, aquí no justificándome (ya me justifique con este inicio jeje)
    En mi escuela me regañaban por que no ponía atención pero en si me la pasaba escribiendo, me gustaba escribir cuentos, poemas, historias, hasta que un día el director me llamo y me pregunto, “a ver tus libretas, seguro están nuevas de que no anotas nada” y vio las cosas que escribí y se quedo con mi libreta, por que no eran apuntes de escuela o de clases y castigaría mi libreta.
    No digo que soy un gran escritor, pero me gusta escribir, para mi, a veces pongo cosas en Internet, pero incompletas o desfasadas, por eso del pirataje o derechos de autor que ya investigue y cuando junte mas las resjistrar.

  9. wenperla said,

    MIRIAM: ¿Así que a través del blog de Gomís? Caray jajaja. Tienes razón, ahora hasta en deuda estoy con él por traer hasta acá tan distinguidos lectores😀 Un gustazo tenerte por acá, admiro más todavía a aquéllos que sin dedicarse a esto, le hacen un espacio en sus vidas de forma constante.
    Me muero de sueño y sigo pululando por aquí. ¡Me voy! Besos desde la Ciudad de la Esperanza.

  10. Se me fue el click!! perdón!!!
    las registrare, tengo mas en una libreta, pero la que se quedo el maestro eran 25 poemas, historias y pensamientos.

    y andaré visitando tu blog, por que hay que estudiar si no me quedo en los 8086.

    Saludos Querida Wen

  11. wenperla said,

    SALVADOR: Siempre dices que tus ratos de ocio son muchos… a mí me parece excelente que vengas aquí a invertirlos jajaja. Ojalá más personas tuvieran esa proclividad a escribir y leer cuando no tienen nada que hacer… Un beso y gracias por compartirnos tus anécdotas… Qué tierno lo de la libreta… jejeje.

  12. Karina said,

    Hola, hola Wen:

    No estaba muerta ni andaba de parranda, tuve una semana sin sabor (tópico de otra conversación). Te confieso que terminé de arrancarme la vida ayer, jajaja, abordo del STC Metro; durante varios días el libro de pasta morada me acompañó y no dudo que varios transeuntes pensaron “vieja loca” porque reía sola.

    Nunca había leído a Mastretta, sus titulos no me eran atractivos y menos las portadas; vaya que me he perdido la agilidad de esta escritora. No me pareció una novela rosa tampoco feminista, sí femenina. De pronto pensé “Ay esta Catin tan tonta o ¡Dios, es deja vu!. Pienso que Catalina es el retrato de muchas mujeres, no sólo mexicanas, es un personaje que entra en disyuntivas como cualquier ser humano entre ser-deber-tener-querer y poder pero sólo para agradar a ?ndres, un hombre que sin proponerselo le arrancó la vida.

    Al igual que Gigoló me imaginé a los personajes, no llegué a Dolores del Río ni al Indio Fernández; pensé en el carro, en los campos, las flores, los mercados y hasta en cómo lucía la familia del general durante su etapa procelitista, que Cati describe, sé que ni al caso mi analogía pero me acordé de la celebración de Fox en el ?ngel con su prole, cuando ganó las elecciones en el 2000, y después de Martita vestida de tehuana.

    Las partes donde nos narra qué ocurría con ?lvaro Obregón y el contexto político, no me atraparon, leía como por inercia y no es que sea apolítica, en algún momento contemplé y dije “lo mío es el la nota nacional, el chacaleo”, hoy…Hoy no, porque me di cuenta y “Arráncame la vida” me lo confirma, estamos en un país donde la subversión es una quimera, en donde los pronunciamientos son meros discursos que aparentemente provocan choques entre cúpulas partidistas pero al final todos son amigos de todos.

    Si un personaje me encantó, fue la gitana, aunque su aparición es brevísima es como la maestra de anatomía, jajaja, muchas mujeres de HOY me cae que necesitan una guía como la adivina porque es el colmo que NO conozcan dónde, cómo ni con qué puden sentir placer.

    Me gustó la tarea Miss Wen, ¿leería nuevamente a ?ngeles Mastretta? Claro, sín duda. Cuídese y reciba un gran, gran abrazo.

  13. wenperla said,

    KARINA: Hola mi niña, me da gusto saber de ti… en verdad me había preguntado ya qué onda contigo… ¡Puras Letras verdaderamente te extrañaba! Me encanta la forma en que hablas de la novela, me da muchísimo gusto saber que estás acompañándonos en esta tarea… yo sé que es devastador… pero imagínate… en 4 meses ya llevaremos 16 libros de seguir así… ¡Qué emoción! ¿Habías visto taller de cultivo más exprés? Jajajaja, cualquier dieta envidiaría los beneficios tan rápidos de este taller jajaja.
    A mí tampoco me latió la onda política… será que vivo en Lalaland… pero en fin… yo también me quedé con un buen sabor de boca, pero vamos a variarle tantito. Luego me dices qué cuento de Asimov quieres que leamos, claro que lo leo contigo.
    Te mando un beso, un gran abrazo, y ojalá nos veamos pronto de nuevo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: