24 mayo 2007

Posted in en fila pa' la "categorización" a 1:59 AM por wenperla


Es casi la una de la mañana, muero de sueño y mañana tengo que estar en la chamba a las 9am. Sé que sería mucho más conveniente hacer un post aquí el día de mañana, con las neuronas en su lugar y los párpados bajo control aún… pero es demasiada la tentación de escribir una vez ya restablecido el servicio.

No sabía que esto del blog puede volverse constumbre. No sabía que podía convertirse en un canal a través del cual uno puede aprender a complementar su vida.

Quizás hoy quiera compartir con ustedes mi experiencia con un escritor. Para todos aquéllos que amamos la literatura, el escritor es el emblema de lo utópico, algo así como el cantante para el presidente del club de fans, como Pelé para el que siempre quiso ser futbolista, como Chespirito para el que siempre quiso ser comediante, jajaja.

Por mi trabajo (al que, por cierto, amo y adoro) tengo la oportunidad de tratar a algunos autores, pero definitivamente con el que más he tenido la oportunidad de convivir es con Xavier Velasco. No está de más decir, de cualquier modo, que he tratado a varios y que todos me han parecido mucho más personas de carne y hueso que todos aquellos ídolos que (irremediablemente) tendemos a construir.

El punto es que creo que los escritores, a diferencia del resto de los ídolos, son súper distintos. Su legado es increíblemente enriquecedor, y sin embargo te dan las gracias por haberlos leído. Nadie les paga por hacerte reír, no obstante su ingenio rebasa las puntadas de los mejores comediantes. Tienen doctorado en vivencias y sus sueldos no alcanzan los de los licenciados. No trabajan para vivir, sino que viven para escribir. Ninguno de ellos está donde está por su bonita cara, el reconocimiento literario por lo normal llega cuando la experiencia desdibuja las líneas de la jovialidad y la belleza. Siendo escritor, nunca das la cara por tus obras, sino que tus obras dan la cara por ti. Aprendes a vivir a través de ellas, y las obras se sostienen por sí mismas.

Es una pena que el mundo de la literatura siga hallándose a su paso con obstáculos tan infranqueables como lo son el futbol o el billar. Sin embargo, sé que algún día aprenderemos a valorar a los súper héroes de papel que son los escritores, que ni si quiera escriben para vivir, sino para no morir asfixiados en este mundo que nos aplasta.

8 comentarios »

  1. Nacho said,

    Hìjole, no podìa estar màs deacuerdo con alguien.

    Ellos tienen la increíble tarea de sobrevivir -a pesar de vivir-, de ahí la sencillez de sus gestos y lo humano de sus palabras en las que generalmente nos sentimos reflejados.

  2. gale said,

    Otros obstáculos infranqueables: el karaoke, el boliche, el golf, el teléfono, seinfeld, el maratón de 24, el maratón de lost, el maratón de los simpson, el maratón de prison break, el pokar, el black jack, un programa de Bob Ross, los table dance, el shopping, el estilista. Puedes ser víctima de todo, adicto a todo y encontrar tiempo para leer. Y si no, es pura hueva.

  3. Allie said,

    Wen… te adelantas en letras a lo que, por lo menos muchos de los que te leemos y tenemos el gusto de considerarte familia, ya pensamos. Es encantadora la idea de poder pasar un ratito frente a esas letras que te llevan no sólo tras la mente del brillante creador (más si hablamos de Xavier Velasco, por supuesto), sino a tu propio interior. Que por cierto… hablando ya del hombre en particular, tienes que saber que no fuiste la única que llegó a escribir, seguro sabes de qué hablo. ¿Lo más fantástico? Haber encontrado al hombre tras las palabras y ver cómo fluye en él esa misma chispa con la que crea sus historias. Fascinante, entre otras cosas. UN abrazo fortísimo.

  4. gomis1206 said,

    Mmmmm…

    Me gusta el adjetivo de Súper Héroes de Papel, sin embargo es a la vez un poco débil.

    Los Chefs del Alma… Qué te parece éste… Ellos con su comida (palabras, obras, letras) alimentan nuestro ser… Y hay una gran carta allá afuera para escoger.

  5. Ariadna said,

    Jajaja… ay, me va usted a perdonar, gomis 1206, pero después de leer tantos comentarios negativos sobre los libros de autoayuda “los chefs del alma” me hace pensar irremediablemente en esos libros de Caldo de pollo para el alma de… (inserte aquí palabras como “adolescente”, “madre soltera”, etc, etc). Quizá se podría hacer una metáfora interesante sobre los escritores usando a los chefs porque finalmente ambos tienen mucho de creadores. Sin embargo lo del alma me hace un ruido espantoso…
    Saludos Wendy, me la pasé increíble en la presentación de Xavier Velasco, muchas gracias por invitarnos.

  6. wenperla said,

    Jajajajajaja. Caldo de pollo para el alma jajajaja. Eran buenos… yo me eché un par de ésos jajajaja.

  7. Torresvera said,

    Héroes a secas. Son héroes sólamente y eso basta, creo yo.

  8. gammada said,

    Sublime descripción.

    No creo que el futbol, el billar y los otros ‘obstaculos’ sean realmente infranqueables para la literatura en su conjunto.

    Bien dices en tu post que ellos viven para escribir y esa pequeña distinción es lo que hace la diferencia. Su dedicación y entrega solo podía ser recompensada por una atención tan palpitante como la que demuestra el asiduo lector.

    De lo bueno poco.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: