18 julio 2007

El [segundo] libro más traducido del mundo

Posted in en fila pa' la "categorización" at 2:22 AM por wenperla


 principito.JPG

¿Sabías que, después de La Biblia, El Principito es el libro más traducido del mundo?

No sé por qué, pero yo nunca fui al kinder. Fui a preprimaria, eso sí, y mi escuela se llamaba El Principito. Así que diariamente vi al principito en mi uniforme, y nunca supe bien quién era.

Nací en el D.F. pero viví en Morelia toda mi infancia (he aquí por qué conozco la ciudad como la palma de mi mano). En El Principito (el kinder, no el libro) tuve mi primer novio, a los 5 años. Se llamaba Saúl… Saúl… mmm… no me acuerdo de su apellido, pero si pudiera leer esto me encantaría decirle que me saló, ja. Por andar de precoz a los 5 años, a mis 22 años no consigo nada jaja.

Vale, vayamos a la cuestión que aquí nos atañe. ¿Qué es lo que ha hecho de El Principito el libro más traducido del mundo? ¿Es para adultos, para niños, para ambos?

No sé por qué tenía la impresión de que ya lo había leído, pero ahora que lo leí veo que no. O al menos no lo recuerdo. O quizás ahora me haya removido emociones completamente distintas a las que pudo haberme removido años atrás.

El Principito es un cuento para niños que los adultos deben de leer. Yo lo leí porque, en primera, me tomo muy en serio este blog y los contenidos literarios que quiero brindarles y, segundo, porque soy traductora y resultaba imperioso para mí saber por qué es el segundo libro más traducido del mundo [ajá... y ¿por qué no me leo La Biblia entonces verdad???].

La única alternativa que me quedó fue leerlo. Claro está, nunca hablo de lo que no sé o de lo que no conozco, y para opinar respecto a un libro hay que leerlo, punto. Se lo pedí a mi vecina porque mi presupuesto está en números rojos desde quién-sabe-cuándo, así que lo conseguí gratuitamente y en inglés.

Sí, es una historia que conmueve. Sé que podrán hallarse del libro todas las reseñas del mundo, así que no quiero decirles lo que van a leer en todas partes. Quiero decirles algo que los haga sentir la necesidad de leerlo, alguna vez…

Por medio del libro vemos la vida a través de los ojos de un niño. Hay un sinfín de reflexiones respecto a la forma en que los adultos confrontamos la vida y las discrepancias que existen entre lo que alguna vez como niños creímos y como adultos olvidamos.

esteqves_gde.gif

Cuando trabajé en Alfaguara conviví mucho con Xavier Velasco [lindísima persona]. Las veces que presentó su libro Éste que ves siempre hubo una constante: “lo que quise plasmar aquí es que a los niños nunca se les toma en serio. Cuando el niño se enamora es muy chistoso, ‘ay… ¿ya oíste? Que Toñito está enamorado… ¡qué tierno!’, y nadie es lo suficientemente sensato como para reconocer que los sentimientos de los niños son lo más puro e intenso que existe en el planeta”. ¿Que qué digo yo? Pues que claro, que Xavier tiene razón.

¿Dónde dejamos todo aquello que durante nuestra infancia nos hizo reír? ¿Dónde quedaron los cuentos, las historias, los juegos, las risas? El beso que añorábamos de papá todas las noches y las ganas de la comida de mamá al salir de la escuela.

 criswen.JPG

Mi hermano y yo siempre fuimos muy unidos. Estábamos juntos todo el tiempo, lo éramos todo el uno para el otro. Hoy en día nos llevamos bastante bien, pero no podemos jugar a nada juntos. No podemos salir a los mismos lugares; él es muy fresa para mí y yo soy demasiado aburrida para él.

El principito bajó de una estrella, y a través de las estrellas le pide a Antoine que lo busque una vez que se haya ido. Ojalá pudiera aprenderle algo al principito, y viera a papá en las estrellas cada vez que volteo hacia el cielo estrellado…

Sin lugar a dudas, me quedé con muchas ganas de seguir siendo niña. Si tenía a mi hermano junto a mí, nada en este mundo me hacía falta. Si mis papás peleaban se me caía el mundo encima, pero cuando me abrazaban y me decían que me querían, todo era felicidad.

El Principito es una invitación a la introspección. Es un cuento de niños que ejemplifica la crisis de los valores y lo alejados que como adultos estamos de los niños que algún día fuimos y de los que ahora nos rodean.

Yo creo que nunca es tarde para retomar un poquito de lo que sigue viviendo en nosotros, pero que tanto nos empeñamos en ocultar. ¿Y qué tiene de malo llorar de tristeza o gritar de alegría??? ¿Por qué nos empeñamos en ahogarnos en un vaso de agua cuando sabemos que muy poco puede hacernos verdaderamente felices? ¿Por qué no aprender de los niños en vez de creer que somos nosotros quienes tenemos algo que enseñarles???

“It is such a secret place… the land of tears.”

About these ads

14 comentarios »

  1. Miriam said,

    OVACIÓN DE PIE PARA WEN!!!!

    Qué puedo agregar a este espectacular y terriblemente fantástico post???
    Me has dejado sin palabras. Y no porque no tenga nada para decir, sino porque lo que me gustaría decir ya lo escribiste.

    Aún está la pequeña Miriam por acá. La siento cada minuto de mi vida y me ayuda a ver la vida con más simpleza. Si… los adultos complican todo. Más cuando se dan cuenta que unos son hombres y otros mujeres. Por eso me empeño en encontrarle la simpleza a las cosas, porque no hay nada complejo si nosotros no queremos que lo sea.

    En fin, me querida Wen, que ahora sí no sé qué más decirte. No quiero opacar el brillante post que acabas de dejar…

    Tal vez sí quede algo por decir… UN BESO ENORME!!!

  2. Chilosa said,

    Mira como son las cosas, hace unos días volví a tomar el libro del Principito, hijole al pobre tendre que darle un renovadita porque lo tengo hecho un desastre de tanto leerlo.

    Cada cierto tiempo lo vuelvo a leer, como muchos otros libros, los que me permiten volver a mi epoca de infancia, y me sorprende porque siempre encuentro una historia que ya habia olvidado. Y eso es lo maravilloso del libro siempre nos hace recordar y sentir que somos niños nuevamente, te invito a que hagas el experimento de la boa (a mi siempre me resulta entretenido), dibujala y muestrasela a un adulto y aun niño y te daras cuenta porque siempre cuando nos hundimos en la deseperanza, la risa, la mirada o el beso de un niño nos trae nuevamente ilusiones.

    Yo nunca he dejado de ser niña, siempre trato de sacarlo aflote, por ejemplo cuando le jalo las orejas a Miriam, porque reclama que no le escriben o a Gomis le doy sus coscorrones por olvidadizo, o le doy un zapatazo en el hocico a Gigoló por irse de peda (que conste que son ciberniticos), acaso eso no es volver a ser niño ????.

    No me digas que tendre que ponerte en mi lista ????, porque cuando vuelva a leer que no eres niña o has perdido alguna ilusión aqui estare para darte unas buenas nalgadas en las pompas.

    Te invitaré a mi proxima guerra de almohadas … estará cheverisma …. jejejeje.

    Besicos.

  3. gomis1206 said,

    Será en verdad que la esencia es invisible a los ojos???

    Hace 10 meses iba caminando por el barrio de La Candelaria, y una ligera lluvia me hizo entrar a una tienda extraña para no mojarme (el pelo).
    Ya adentro, me puse a curiosear, y encontré una caja de cartón, con unos pequeños agujeros y el dibujo del Principito… Sí, adentro había una oveja. Inmediatamente la compré. Y cuando siento que las cosas no funcionan, o cuando dejo de creer, o cuando quiero recordar que todo es posible; veo dentro de mi caja.

    El zorro, la rosa, los baobabs… Son mucho más profundos que cualquier evangelio de la biblia.

    El Principito es un libro para leerse cada 6 meses. Y cada vez que lo leas, irás encontrando nuevas cosas que antes no podías ver porque no existían en ti.

    Besos pitonisa-astronauta…

  4. sstraniera said,

    ahhh si…hace unos meses lo usè para dar una mini lecciòn de español a una amiga que esta obsesionada por aprenderlo, y como esta en la secciòn bàsica del idioma, pues me pareciò simple que tratara de entender el principito, creo que al final no aprendiò nada, pero como sea a mi me sirviò para darle una releida breve, que dificil remontarse hasta la infancia otra vez, alguna vez vi la pelicula pero el libro es otra cosa, el libro es volver a ser niño….
    :-)

  5. Ariadna said,

    Tal y como me lo encargaste te traje un libro de allá, es de un autor argentino y está bastante pequeño, así que seguro te lo devoras en media hora o algo así. Tenemos que vernos pronto, eh?
    Respecto a tu post del principito, yo lo leí hace mucho y recuerdo que me super encantó. Ahora recuerdo pocos detalles. Sería bueno volver a leerlo para recordar un poco mi infancia que la tengo tan olvidada.
    Saludines.

  6. Ross said,

    Me quito el sombrero…. imaginario pero me lo quito y se lo brindo … me encanta ese libro … fue mi heroe cuandop era peque…. el principito es una belleza!!!

    Me encanta tu espacio .. ya andare por aqui pronto

    un abrazo

  7. Erk Diaz said,

    Pues la verdad es que ese dato no lo sabía y admito que desde que fui niño (si niño ja ja ja)yo no había ni si quiera volteado a ver el libro del principito.

    Tenia un comentario bien mono con respecto a la infancia y todo eso pero las letritas, las letritas.

    Me queda enviarte un saludo y decirte muy buen post.

  8. Alex said,

    Maravilloso post.

    Creo que todos los que hemos leído alguna vez al Principito lo metimos dentro de nuestros corazones y forma parte de nuestra vida… ejemplo sencillo, hace unos meses, en Oysho sacaron una edición especial de pijamas y ropa interior con su imagen…. obvio terminé con el kit y cuando lo uso es una manifestación que la niña que vive en mi.

    http://safinsafado.wordpress.com

  9. Yo lo lei, no recuerdo cuando en la escuela, mi memoria es de mosquito jajaja, como dice mi hermana. yo no regresaría a mi infancia, no por cruel o de color de rosa, siento que fue la ideal para mi.

    Perdi amigos, gane nuevas amistades, pero al cavo del tiempo me he dado cuenta que es un proceso natural y por mas que uno lo desee, no se puede ir al pasado.
    Fui travieso, queme 2 veces el cuarto de servicio, me caí de la moto, mojaba a gente en la calle, recordé mi primer cassette de rock pesado, mis primeros wolkman, mi primer beso, como esos recuerdos hace salir lagrimas? serán de dolor o de alergia? pienso que de las dos cosas.

    Mis hermanas son mayores que yo, yo soy el metalero y ellas desean ir al rencuentro de timbiriche. mi papa de boleros, mi mama de rock de los 60´s.
    Al recordar mi infancia por un libro? no necesariamente es de el principio, hay sucesos de los cuales he leído que me llevan al pasado.

    A que recuerdos me trajo tu post, tambien lo haz hecho subliminalmente.

    cada post tuyos me alimentan.

    un saludote!

  10. wenperla said,

    A ver. Les agradezco a todos sus comments sobremanera. Me siento súper halagada de que les haya gustado, y yo que pensaba que era la única loca que había decidido leer El Principito a los 22 años nomás para ver qué tenía de maravilloso.

    Ross y Alex ¡Bienvenidas!!! Creo que hace mucho no me visitaban nuevos lectores. Aquí (al igual que en todos los blogs… supongo) todos nos conocemos bien e interactuamos y tal.

    A los demás… ya saben que los quiero y les agradezco que se den sus vueltas y que me encanta leerlos. Gracias gracias.

    Lamento muchísimo no poder contestarles en este momento como se lo merecen. Amo el blog y aprendo un montón de todos, pero en este momento decidí detener mi vida para estar con una amiga que fue más que mi ángel guardián en los momentos más difíciles de mi vida. Vino desde Madrid a pasar sólo una semana conmigo, y por supuesto que se merece toda mi atención.

    En cuanto ella se vaya retomaré esto como se debe. Mientras tanto sépanse bienvenidos y en una semana nos vemos. Les dejo un post nuevo para que ahora, en serio, hablen MUCHO más que yo. Los quiero.

  11. Karina said,

    Nenaaa!! Este post sí que me puso nostálgica. Muestras más que un espíritu literario, mismo que admiro; eres un ser humano precioso Wen.

    Recordando a El Principito, obra que leí no hace muchos años después escuché en voz de un famosísimo locutor, la frase que quedó profundamente guardada hondo es: “Lo esencial es invisible para los ojos”.

    Esa linea es muy ad hoc con lo que dice Héctor respecto a leer este pequeño gran libro cada seis meses, porque a veces nos convertimos en seres autómatas, dejamos de VIVIR y SENTIR para sólo SOBREVIVIR como si cada cosa, hecho o experiencia fuera un deber del presente; seguimos reglas absurdas [no incito a la sublevación ok], nos creamos necesidades innecesarias y eso…Eso lo notamos a través del tiempo, así dejamos de notar lo realmente indispensable.

    ¿Sabes mi querida Wen? Hace unos meses le presenté a mi sobrina, aún dentro de la barriga de su madre, al niño fanático de las puestas de sol. Fue su primer acercamiento con la literatura, espero que le haya agradado porque no fue una mera lectura o intento de estimulación temprana sino una necesidad o manifestación para hacerle saber que ella ya era esencial de y para nosotros.

    Continuamos en contacto, saludos a todos los incultos cultivables.

  12. PSR said,

    uhmmmm hola de casualidad tu kinder estaba en la colonia del valle en el DF ??

  13. wenperla said,

    no!!! viví en morelia hasta los 11 años!

  14. [...] No saber quién es Bartleby equivaldría, en términos raudos y concisos, a no saber quién es el principito, quién es Lolita o quién es Holden Caulfield. Así que, queridos míos, estamos hablando de las [...]


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 155 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: